Sábado , 24 Diciembre 2016

Artículos deJulio Á. Fariñas

Poco más de tres años después de haber abandonado el Palacio de la Moneda como el presidente más impopular de la historia reciente de Chile, Sebastián Piñera es el aspirante mejor posicionado en las encuestas para suceder a Michelle Bachelet en marzo del próximo año.

Una investigación rutinaria de blanqueo de dinero iniciada el 17 de marzo de 2014 por la policía de Brasilia sobre una casa de cambio contigua a una estación de lavabo de coches (Lava Jato) se convirtió en estos tres años en un auténtico tsunami contra la corrupción en America Latina. El epicentro pasó de la petrolera estatal Petrobras a la multinacional de la construcción Odebrech.

El cinco de marzo de 2013 se hacía oficial la muerte de Hugo Chávez, uno de los personajes más carismáticos y polémicos de la historia reciente de América Latina. Cuatro años después, a la vista de la herencia que le dejó al país y en manos de quién la dejó, el «Gigante Eterno» se derrumba y cada día son más sus incondicionales que se sienten estafados.

Cerca de 13 millones de ecuatorianos están llamados de nuevo a las urnas el próximo dos de abril para decidir quién sucederá a Rafael Correa en la presidencia del país. En las elecciones celebradas el pasado día 18 su candidato logró un millón de votos más que el segundo, pero le faltaron unas décimas para librarse de la segunda vuelta.

El huracán Trump lleva camino de provocar efectos devastadores en los restos del chavismo, después de que Maduro sobreviviese a los intentos de desalojarlo de la presidencia, un paso imprescindible para que el país salga de la crisis

Los rumores de deportaciones masivas que cada día circulan con mayor intensidad por las redes sociales mantienen en vilo a la populosa comunidad latina del estado norteamericano de Florida donde el 64% de la población es de origen hispano, de ellos 650.000 indocumentados.

Un año después de su estrepitosa derrota en las urnas, Nicolás Maduro Moros se mantiene en la presidencia del gobierno y ultima la versión venezolana del autogolpe de estado del 5 de abril de 1992 en Perú, que pasó a la historia como el «fujimorazo».

Muertos, heridos, saqueos, indignación y miedo ante lo que se ve venir tras las últimas actuaciones de un presidente que parece estar empeñado en tapar un despropósito con otro.