Asturias permite plantar patata en concellos afectados por la plaga

Adopta un criterio distinto a la Xunta, que prohíbe la siembra en todo municipio infestado

$tituloImg.$pieImg

ribadeo / la voz 21/03/2017 22:02 h

El Principado de Asturias publicó ayer el decreto con las medidas para desarrollar el programa nacional contra la plaga de la patata. Se adelanta a la Xunta al confirmar la cuantía de las subvenciones que darán a los afectados (0,40 euros por metro cuadrado de plantación que se levante; hasta 0,70 euros por la patata de siembra; se reintegrará a los almacenistas el dinero gastado, según factura; y 0,30 euros por kilo en los almacenes de autoconsumo). También prohíbe desde ayer plantar patatas en cuatro de los concellos infestados, en Vegadeo, Castropol, San Tirso y Taramundi, durante un mínimo de dos años y hasta que se declare oficialmente la erradicación de la plaga. La novedad radica en que en otros tres municipios donde se había detectado la plaga de la patata y declarado en cuarentena, los de Navia, Valdés y Cudillero, la prohibición de plantar y las medidas para las zonas infestadas no se aplicarán a todo el término municipal, sino solo a una pequeña parte de los territorios, donde se ha detectado polilla.

Este criterio es distinto al adoptado por la Xunta, que se ha decantado por prohibir plantar en todos los ayuntamientos de A Mariña, con independencia de su grado de contaminación por polilla, dándose casos como el de Ribadeo, donde muchos agricultores aseguran que no la han detectado nunca.

Asturias también comparte el criterio de la Xunta de, desde ayer, obligar a desenterrar todas las plantaciones de patatas existentes en las zonas declaradas infestadas, para su destrucción. También, como en Galicia, se prohíbe la comercialización de patata a granel en las zonas con plaga y solo se pondrá vender para el consumo directo ya preparada y envasada.

El Principado también declara una zona tampón, con medidas de vigilancia y control menos estrictas que en la zona infestada, formada por los concejos de Tapia, El Franco, Coaña y Villayón, así como la superficie de Navia, Valdés y Cudillero excluida de la zona infestada.

Colocando trampas en los huertos que habrá que levantar

Las personas que están acudiendo a las oficinas agrarias de la Xunta para declarar sus plantaciones de patatas (la vía para optar a las indemnizaciones, cuya cuantía la Xunta tiene pendiente de publicar) reciben trampas para instalar en los huertos y tratar de capturar polillas. La imagen que ilustra esta información corresponde a un vecino de Ribadeo, en una finca de su propiedad en Vilaselán, donde ha plantado patatas. Centenares de mariñanos están colocando trampas, pero en cuestión de días se verán obligados a levantar sus huertos y recoger toda la patata cultivada para destruirla. También a entregar la que tienen almacenada para autoconsumo. La Xunta está preparando un calendario, parroquia por parroquia, para proceder a recoger el tubérculo.

Votación
2 votos
Comentarios