Celeiro vende las primeras 12.000 merluzas del pincho certificadas como sostenibles

Ya están en los mercados las únicas del pincho de Gran Sol acreditadas en el mundo por Friend of the Sea

Celeiro subasta merluza del pincho certificada como pesca sostenible Este lunes salieron de la lonja las primeras 12.000 piezas con etiqueta individual

VIVEIRO/ LA VOZ

Puerto de Celeiro vuelve a ser pionero al reforzar la distinción de su merluza con un certificado de pesca sostenible, medioambiental y socialmente, que la convierte en la única del pincho de Gran Sol que acredita en el mundo Friend of the Sea. Este lunes de madrugada se han subastado los primeros 24.000 kilos garantizados por esa oenegé ambiental, y también por la marca Galicia Calidade. Una etiqueta individual la diferencia, como comprobarán los consumidores con las 12.000 primeras merluzas, que ya están en pescaderías de Viveiro y camino de mercados centrales como Madrid o Barcelona.

Una auditora independiente, SGS, certifica que esas merluzas del pincho cumplen los criterios de sostenibilidad social y ambiental de Friend of the Sea, igual que la lonja celeirense y, de momento, ocho pincheiros de Puerto de Celeiro. Significa que esa «ya reconocida merluza» se captura en caladeros europeos de Gran Sol con un arte tan selectivo como los anzuelos, una a una, con lo que los descartes rondan el 4 %. «Al contrario que otros artes», el palangre que esa pesca «no tiene impacto relevante sobre el fondo marino» y, confirmando que «no hay más nada importante que cuidar el medioambiente, casi nunca pescamos aves porque usamos líneas espantapájaros y solemos largar el aparejo de noche».

Además, el certificado garantiza que los barcos no tiran residuos al mar, reciclan plásticos y los llevan a puerto, igual que los aparejos «de pesca fantasma» que encuentran en el fondo marino. Todos usan refrigerantes que no dañan la capa de ozono y su consumo de combustible es «muy bajo respecto a otras artes». Esos pincheiros registran todos los descartes, y el sello de pesca sostenible también respalda que la merluza del pincho no está sobreexplotada y se gestiona legalmente.

«Bajo criterios de responsabilidad social»

En cuanto a la lonja celeirense, la oenegé ambiental avala la trazabilidad y la cadena de custodia de la merluza del pincho, para «verificar» que el producto que llega al consumidor es el legítimo. Y un aspecto en el que los productores pesqueros de Puerto de Celeiro ponen el acento, tanto las empresas armadoras como la sociedad que los agrupa funcionan «bajo criterios de responsabilidad social».

La oenegé Friend of the Sea acredita productos de la pesca y la acuicultura sostenibles de 552 proveedores en todo el planeta; entre ellos, otras dos merluzas europeas (Merluccius Merluccius), de una flota de Italia y de otra de Marruecos.

La reacción de los mercados

En la sociedad de armadores se declaran «muy ilusionados» y, al mismo tiempo, expectantes por la reacción de los mercados. A la espera de un período de tiempo suficiente para evaluar cómo influye en los precios, esta madrugada las medias en lonja de los tres pincheiros con merluza certificada (Albelo Primero, Brisca y Galiana Primero) han oscilado entre 5,01 y 5,14 euros el kilo, mientras la de otro aún no avalado por Friend of the Sea se vendió a 4,64 euros.

Los ejemplares subastados este lunes pueden encontrarse en pescaderías de Viveiro y en las de barrio que operan desde los mercados centrales de Madrid y Barcelona, así como en restaurantes o establecimientos de Mercadona, Carrefour, El Corte Inglés, Alcampo, El Árbol o Gadis.

Capturas de la última marea y mejor tamaño

Nueve meses de trabajo, «porque ya cumplíamos casi todos los requisitos, pero no los documentábamos», han bastado para que ocho pincheiros de Puerto de Celeiro obtuviesen el sello de pesca sostenible de Friend of the Sea. Ahora mismo están adaptándose al nuevo protocolo de trabajo y gestión otros ocho barcos. Puerto de Celeiro se propone tener acreditados en el 2019 a sus actuales 25 pincheiros. La sociedad de armadores corre con los gastos del etiquetado y de la certificación.

Avalar la pesca sostenible de su merluza del pincho implica, para Puerto de Celeiro, un paso más en la distinción de su producto, dentro un «proyecto que dure en el tiempo para generar marca». De ahí que, en principio, las etiquetas de pesca sostenible irán en las capturas de la última marea y en las piezas de más tamaño. Con los ocho barcos certificados, estiman que cada semana subastarán merluza certificada. Dependerá de «lo que decida el mercado», pero la intención es acabar identificando todas las merluzas que cumplan «los rigurosos requisitos que exige Friend of the Sea».

Crearán cinco nuevos empleos

Con el etiquetado individual de las merluzas, Puerto de Celeiro también crea empleo. Calculan que por cada cinco barcos certificados, generarán un puesto de trabajo, con lo que en el 2019 serán cinco. Para marcar cada pescado, en las descargas hay dos etiquetadores.

Después de comprobar a bordo de los barcos cómo han sido preparados para atenerse a las exigencias de pesca sostenible, y de asistir a la subasta en la lonja celeirense, la innovadora experiencia de Puerto de Celeiro la explicaron este lunes, en un acto sin representantes de instituciones públicas, la directiva de la sociedad, con su presidente José Novo al frente. Con él estaban el director general Sergio Blas, el director adjunto Eduardo Míguez, el delegado de la flota Jesús Lourido, y el jefe de proyectos, Manuel Bermúdez. En representación de Friend of the Sea acudió Federica Colombo, gerente científica de la oenegé, que entregó la acreditación a Jesús Novo. Y con ellos, los armadores de los pincheiros que vendieron este lunes: Domingo Rey, también patrón mayor de Celeiro, Samuel Canoura, Juan López, Eugenio Regal y José Hilario Rodríguez.

Votación
4 votos
Comentarios