Es el momento de remar todos en la misma dirección


Tn estas próximas dos semanas el Burela-Pescados Rubén afrontará los que son seguramente los dos partidos más importantes en sus cinco temporadas de historia en Primera.

Probablemente se hayan cometido errores de planificación, en el proceso de preparación del equipo, etc. que pueden ayudar a explicar una mala temporada. Pero no es menos cierto que el fútbol sala es un juego y, como en todo juego, el componente azar también tiene un peso importante, y en esta temporada la suerte ha sido esquiva con el Burela Pescados Rubén. Las lesiones de larga duración de sus dos grandes referencias en ataque -Chano y Matamoros- han condicionado demasiado el rendimiento ofensivo del equipo.

Aún así, han sabido sobreponerse y, con un esfuerzo y actitud encomiables, el rendimiento ha subido muchos enteros en las últimas semanas, sobre todo en Vista Alegre, ayudados por el apoyo de la afición, como en las grandes ocasiones. La imagen dada por el equipo en los últimos partidos me hace ser muy optimista. Hay muchos equipos implicados en el descenso y el Burela-Pescados Rubén tiene el golaverage a favor con todos ellos, excepto con Levante, por lo que pienso que, independientemente de lo que suceda este fin de semana en Murcia, el último partido en Vista Alegre será decisivo.

Por eso es fundamental que toda la afición apoye al equipo para éste esprint final. En el último partido Vista Alegre debe rugir como nunca lo ha hecho, ya habrá tiempo después de hacer autocrítica, ahora es tiempo de empujar y remar todos en la misma dirección. El Burela-Pescados Rubén es uno de los grandes embajadores de la comarca de la A Mariña por toda la Península y debe permanecer en Primera. Será bueno para la comarca y también para el fútbol Sala, que necesita en Primera División de ciudades y aficiones que sientan y vivan con pasión nuestro deporte.

¡Un abrazo fuerte a la familia Laranxa!

Votación
0 votos
Etiquetas
Burela Pescados Rubén Fútbol sala A Mariña Burela
Comentarios