Os Irmandiños encadenó tres años seguidos bajando su facturación

Cerró 2016 con unas ventas de 31,4 millones de euros, lejos de los 46 que se estimaban en el plan estratégico

.

ribadeo / la voz

La cooperativa de agricultores y ganaderos Os Irmandiños encadenó en 2016 su tercer año consecutivo bajando facturación. De los 37,4 millones con que cerró 2013, pasó a 36,6 millones en 2014; a 32,6 millones en 2015, y a 31,4 millones en 2016, muy lejos de las expectativas que se presentaban en 2013, cuando en una coyuntura de constante crecimiento de la actividad y el negocio de la cooperativa se aprobó un plan estratégico que preveía pasar de 37,4 millones de euros a una facturación de 46 en 2016. El resultado real ha sido de casi 15 millones menos de lo que se planteó entonces.

Las cuentas fueron aprobadas hace unos días en una asamblea de cooperativistas, como es habitual, con escasa asistencia. El año 2016 supuso para Os Irmandiños un paso adelante significativo, con la integración junto a Feiraco y Melisanto de la cooperativa de segundo grado Clun, con 3.500 ganaderos y el control del 15 % del negocio lácteo gallego. Como primer presidente fue elegido José Ángel Blanco, presidente a su vez de Os Irmandiños.

De las cuentas de 2016 de la cooperativa con sede en A Devesa, en Ribadeo, hay varios datos significativos. Desciende la facturación de la fábrica de pienso (0,99%), pero sobresale singularmente la bajada de ventas del Centro de Alimentación de Ganado Vacuno (CAVI), que desciende en un significativo 11,24% (en 2015 ya había bajado otro 11,65%, y un 6,4% en 2014, pasando de una facturación de 10,3 millones de euros en 2013 a 7,5 millones en 2016). Por sectores de negocio es sin duda en el CAVI donde se da un mayor retroceso.

Frente a la bajada de ventas del CAVI, en 2016 subió en Os Irmandiños la sección de cultivos y mecanización, en un 7,9%.

La novedad este año es que también bajan los ingresos por la tienda, que pasan de 5.9 millones de euros a 5,7. La fábrica de piensos sigue siendo el principal motor de la cooperativa, con 14 millones de euros de facturación.

Excedente neto positivo

Aunque los datos no son positivos, en una coyuntura de crisis del campo lo cierto es que Os Irmandiños logró cerrar 2016 con un excedente neto de 2,5 millones de euros, debido a la plusvalía recibida con motivo de la incorporación a Clun (Cooperativas Lácteas Unidas). Os Irmandiños aportó a Clun todos los activos y pasivos transmisibles cuyo valor neto contable ascendía a 6,4 millones y que fueron valorados en 11,5, con lo que obtuvo una representación en Clun del 35,41%.

En cuanto al movimiento social, Os Irmandiños perdió cooperativistas en 2016, pasando de 1.091 a 1.077. Y cerró el año con un total de 99 empleados.

La integración en Clun permite augurar que la evolución de la cooperativa será positiva

Con un apoyo prácticamente total de los cooperativistas (con la excepción de Xallas, que se descolgó del proyecto) y tras dos años de estudios nació Cooperativas Lácteas Unidas (Clun), una cooperativa de segundo grado que echó a andar el 1 de enero fruto de la integración de Feiraco, Melisanto y Os Irmandiños.

Su objetivo es sumar fuerzas para contribuir a la sostenibilidad de la producción láctea aprovechando las sinergias y la experiencia de las tres cooperativas.

Grupo lácteo gallego

Clun pretende ser el germen de un gran grupo cooperativo que tenga la fuerza suficiente para responder a las exigencias del mercado y es lo que hace que las expectativas de la evolución de Os Irmandiños sean positivas.

Gasolinera

Para el futuro hay que tener en cuenta que este año se ha abierto, con un considerable retraso sobre lo previsto, la gasolinera de Os Irmandiños, que tendrá un impacto en los resultados económicos de la cooperativa.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios