Cubeiro, Muñoz y Norat, los candidatos para sustituir a Manu Santos en el Xuven

El club de Cambados busca técnico tras la negativa del vilagarciano a la renovación

.

No hay un momento de pausa en el Xuven. Tras una asamblea complicada, y una vez que la directiva consiguió el dinero necesario para afrontar hoy la inscripción del equipo en la LEB Plata, las aguas vuelven a estar agitadas en O Pombal. El club anunciaba ayer al mediodía que Manu Santos había rechazado la oferta de renovación para seguir al frente del primer equipo.

El desencuentro, tras una temporada espectacular en el plano deportivo con el subcampeonato de Liga todavía reluciendo, llega por los recortes que la junta directiva aplicará tanto el cuerpo técnico como en la composición de la plantilla o en la organización de los viajes. Manu Santos había sintonizado muy bien con Pablo Abuín, que no continuará en el Xuven, y la ruptura de ese cuerpo técnico ha sido clave en el desenlace. «La situación económica hace que el planteamiento propuesto para esta temporada no coincida con mi forma de hacer las cosas, por eso he decidido no seguir», apuntaba ayer el ya extécnico de los amarillos a través de las redes sociales.

Pese a que eran bien conocidas las diferencias entre la propuesta de la directiva del Xuven a la hora de afrontar la próxima temporada y lo que pretendía Manu Santos, lo cierto es que la negativa ha obligado a los responsables del club a activar un plan B en busca de un nuevo técnico. Tres, al menos tres, son los entrenadores que por su perfil encajarían en la filosofía que quiere implantar el club.

Uno a uno

Javi Muñoz es el primero de ellos. Las tres últimas temporadas ha ejercido de entrenador ayudante en LEB Oro con el Melilla. Joven y, probablemente con ganas de volver a vivir la experiencia de ser el primer entrenador, juega en su contra que su contratación acarrearía también gastos de manutención porque es lucense.

Hándicap similar es el que presenta otro de los candidatos. Sergio Cubeiro ha estado las dos últimas temporadas dirigiendo un equipo de la Primera División femenina danesa, a donde llegó de la mano del extécnico del Xuven Miguel Ángel Hoyo. La temporada que acaba de terminar fue especialmente complicada y no le haría ascos, más bien todo lo contrario, a asumir la dirección del Xuven.

El tercer candidato que suena con fuerza es Juan Norat. En este caso, no aparecía el problema añadido del alojamiento porque es portonovés. Juega a su favor, y mucho, el buen trabajo que ha venido desarrollando en las últimas campañas con el filial del COB Ourense y el amplio conocimiento que tiene de la Liga EBA, que volverá a ser de donde se nutra en buena medida el Xuven para confeccionar la plantilla de la próxima temporada.

Hay, de todas formas, un cuarto nombre que también podría irrumpir con fuerza entre la lista de candidatos. Se trata de Chiqui Barros, extécnico del Inelga y que la pasada temporada estuvo en las categorías inferiores del Leyma Coruña. Barros ya sonó con fuerza la pasada campaña como futurible antes de que se confirmara la contratación de Manu Santos y tiene, además, notable predicamento entre varios miembros de la junta directiva del Xuven.

La plantilla sufrirá notables cambios con relación a la de la pasada temporada

La negativa de Manu Santos ralentizará algo la otra gran dinámica en la que está inmerso el Xuven, la composición de la próxima plantilla. Algo pero no mucho porque el mercado, tras algunas semanas de espera, se ha acelerado, y algún jugador que era muy apetecible para el club de Cambados ya se ha escapado a otros lares. Ralentizará algo el proceso, pero no lo parará porque algún fichaje es muy probable que llegue antes de que se cristalice el del entrenador.

Algo parece estar claro, la composición del plantel sufrirá notables variaciones con respecto al de la pasada temporada por varias circunstancias. Para empezar, tres de los jugadores (Juan Rubio, Charles y un Sergi Quintela que se fue cuando ya había comenzado la pretemporada) disputarán la próxima campaña en la LEB Oro. A estas bajas hay que añadirle la de Shota, que, probablemente, buscará fortuna lejos de España.

Pedro Romera podría seguir, pero tendría que reducir notablemente sus pretensiones y dos jugadores sí centran el interés del club. Por un lado, el capitán Erik Quintela, a quien se considera imprescindible en la que se vaticina una temporada complicada. Por el otro, Matt Don, que se ha revalorizado tras la pasada campaña y que, de momento, está lejos de renovar. Chapela, por su parte, está como el año pasado esperando alguna opción de LEB Oro.

En cuanto el cuerpo técnico, la gran novedad podría ser la presencia de Miguel Sineiro como entrenador ayudante.

Votación
0 votos
Comentarios