Imagen:

Un adolescente le roba el móvil a un niño de diez años en Cambados

El chaval engañó al pequeño con la excusa de hacer una llamada y se escapó


cambados / la voz

Un pequeño de diez años aprendió la semana pasada una lección de vida: un exceso de confianza puede jugar malas pasadas. Un chaval poco mayor que él, de catorce años, le pidió el teléfono con la excusa de hacer una llamada urgente; con toda su buena voluntad se lo prestó y acabó quedándose sin él.

Según los datos recabados por la Policía Local de Cambados, el niño se encontraba el pasado jueves en la calle Eduardo Pondal, en la parte de atrás de la biblioteca municipal, cuando un adolescente se le acercó y le pidió su móvil, un Samsung de color blanco, que acabó llevándose consigo. La víctima lo identificó como un chico moreno y con gorra, y estas claves, junto a la rápida intervención de los agentes, hicieron posible localizar poco después al autor de los hechos.

 

La policía, lo recupera

Los policías vieron a un joven sospechoso en la alameda de San Tomé y no dudaron en darle el alto y pedirle que se identificara. Cuando le pidieron que vaciara los bolsillos encontraron una navaja, monedas y tres mecheros, además de un teléfono que correspondía con las características del que le robaran al niño esa tarde.

El adolescente fue trasladado a las dependencias policiales y se dio aviso a sus padres para que hiciera cargo del menor, que resultó ser vecino de Meaño.

En cuanto a los progenitores de la víctima, vecinos de Cambados, declinaron presentar denuncia una vez que recuperaron el teléfono móvil.

Este tipo de sucesos no son habituales en el municipio, menos tratándose de edades tan tempranas, pero desde la Policía Local de Cambados hacen un llamamiento a las familias para que extremen la precaución en aras de evitar episodios similares.

El gamberrismo asociado a adolescentes ha ocasionado algún que otro problema en la villa en los últimos tiempos. Los agentes tienen localizada a una pandilla que frecuenta la zona de la biblioteca contra la que ha habido quejas por su comportamiento, y el centro de día situado en San Tomé fue objeto hace meses de actos vandálicos relacionados con el botellón. Esta circunstancia obligó al Concello a instalar un servicio de alarma para evitar que entren en el recinto.

Votación
3 votos
Etiquetas
Cambados Meaño Samsung Vandalismo Botellón Sucesos
Comentarios