Imagen:

O Salnés despide la Semana Santa más concurrida de los últimos años

Hoteles y restaurantes colgaron el cartel de completo durante los días centrales

R. Estévez
o grove / la voz

«Fue una Semana Santa muy buena, mejor que la del año pasado», aseguran en el Hotel Montemar de O Grove. «En el hotel estuvimos completos el fin de semana, pero en el restaurante hubo también mucho ambiente», añaden en Casa Rosita, en Cambados. «Estuvimos casi al 100 %, pero también crecimos en servicios como la restauración», reiteran en el Louxo de A Toxa. O Salnés ha vivido una de las mejores Semana Santa en lo que a afluencia de visitantes se refiere. Y la satisfacción en el sector hostelero y turístico es más que evidente. «La verdad es que se mejoró mucho, ya se veía que había mucho ambiente», ratifica la presidenta de los hosteleros mecos, Beatriz Castro. Asegura que durante el fin de semana pasado la ocupación rondó el cien por cien. Lo mismo que sucedió en otras localidades cercanas, como Vilagarcía y Cambados.

El buen tiempo fue, sin duda, determinante en la elevada afluencia de turistas que registró al comarca. «Este año hubo más previsión de reservas, pero el sábado había un bajón y entraron muchas de última hora. Ayudó mucho el tiempo», explican en el Montemar, donde añaden que incluso «hubo gente que le gustó y decidió quedarse más días de los previstos». «El lunes, martes y miércoles el año pasado fueron flojos, esta vez casi no hubo diferencias con los días fuertes», insisten en el Louxo. Las altas temperaturas provocaron que la península meca se llenara al completo durante el fin de semana. «De jueves a viernes estuvimos al 100 por 100 y el sábado nos quedamos al 95 %», sostiene Castro. Y que los arenales registrasen decenas de visitantes, que no dudaron en aprovechar la ocasión para darse el primer chapuzón del año animados no solo por el calor, sino también por la buena temperatura del agua.

Pero las cifras no son solo buenas por la elevada afluencia de visitantes, sino porque estos han vuelto a apostar por alargar su estancia en O Salnés. «La estancia media es de tres noches y la mayoría de los viajeros llegaron de otras zonas de Galicia y también de comunidades próximas como Asturias y Castilla y León», añade la presidenta de los hosteleros mecos. De la cantidad de visitantes que registró el municipio da buena cuenta también la oficina de turismo. Explican sus responsables que, teniendo en cuenta que este año se abrieron menos horas al público, las visitas registradas fueron más que durante el ejercicio anterior. Fue el sábado cuando hubo una mayor afluencia y más de doscientas personas solicitaron sus servicios, seguido del jueves, cuando se registraron 161 consultas.

 

Los torneos de Vilagarcía

Pero no solo en O Grove se vivió una buena Semana Santa. La elevada afluencia de visitantes se dejó sentir también en otras localidades cercanas. Sucedió en Cambados, cuyas calles estuvieron llenas de turistas durante todas las vacaciones. «Yo creo que los torneos de Vilagarcía se notan muchísimo porque nosotros tuvimos el restaurante petado», aseguran en Casa Rosita. La capital arousana parece haber encontrado en las competiciones deportivas la fórmula para que estas vacaciones se conviertan en temporada alta. Buena parte de los establecimientos hoteleros de la localidad colgaron el cartel de completo en estas fechas y la presencia de los niños que venían a competir y de sus familias se dejó sentir también en la hostelería de la ciudad y en el comercio.

Votación
2 votos
Etiquetas
Cambados O Grove Vilagarcía de Arousa Semana Santa Comarca do Salnés Gastronomía Isla de A Toxa Turismo Castilla y León
Comentarios