La amenaza de parón tras la compra de la ingeniería por un grupo chino

La noticia cayó como una bomba en Ravella. La compra de Eptisa por un grupo chino amenazaba al PXOM de Vilagarcía y, por ende, al compromiso del gobierno municipal de presentarlo de manera inminente. Tras el bombazo inicial comenzaron las negociaciones. La ingeniería decidió seguir adelante con los trabajos que, además, pasó a considerar como prioritarios en la nueva agenda de la empresa. Para ello garantizó la continuidad de los profesionales que estaban incluidos en el contrato con el Concello (arquitectos, arqueólogos, ingenieros, economistas...). La última reunión se produjo el 3 de febrero y en ella la consultora aseguró que tendría preparado el documento de inicio en el mes de marzo. Así ha sido.

Votación
0 votos
Etiquetas
Vilagarcía de Arousa PXOM
Comentarios