Imagen:

Ravella considera que el Sergas se equivoca, pero buscará otra parcela para el ambulatorio

Sanidade descarta el centro de salud en la vieja Comandancia alegando que la parcela no cumple los requisitos necesarios para esta infraestructura

s. gonzález
vilagarcía / la voz

El Sergas descarta que el edificio de la Comandancia pueda albergar un nuevo centro de salud en Vilagarcía. El informe de los técnicos de la Xunta es claro: «A edificación e a parcela non cumpren cos requisitos necesarios para a situación dun centro de saúde. Así, a actual edificación, do ano 1979, ten un estado construtivo moi limitado e non se adapta nin funcionalmente nin construtivamente aos estándares construtivos actuais».

El informe alude principalmente a la distribución del edificio, que no considera adaptable a ningún otro uso que no sea para el que fue concebido inicialmente, y también a los elementos constructivos que, apunta, «están ao final da súa vida útil».

Para el Sergas, la única solución posible para que en esa parcela se pudiera construir un nuevo centro de salud en Vilagarcía es que se haga la demolición del edificio actual. El problema, según apuntan desde la Xunta, es que esta alternativa supondría un incremento de las costes con respecto a cualquier actuación que se produjera en una parcela libre.

Y por aquí entramos en otra de las claves del asunto y que puede dar su juego a partir de ahora. Asegura el Sergas que su política de construcción de centros de salud supone la aceptación de parcelas «que -insiste- deben ser cedidas gratuitamente polos concellos onde se fan estes centros, sen ningún tipo de cargas nin gravames e sen ningún tipo de limitación temporal de uso». Pero, también aseguran desde la Xunta que, pese a que se considera que la asistencia sanitaria que se presta en este área sanitaria es «axeitada», y en la línea de mejora de las dotaciones de Atención Primaria, «está aberto a calquera outra parcela proposta que dea resposta ás necesidades de situación e situación construtiva que actualmente teñen os centros de saúde». Es decir, que no descarta la construcción de un nuevo centro de salud si el Concello encuentra el lugar adecuado.

 

«Disculpas de mal inversor»

La respuesta del alcalde, Alberto Varela, a la resolución del Servizo Galego de Saúde, no se hizo esperar. Para empezar, el regidor socialista no entiende que el Sergas no le haya comunicado su decisión al Concello de Vilagarcía en ningún momento. En cualquier caso, considera que sus responsables están tratando de desviar la atención del verdadero núcleo de la cuestión con «disculpas de malos inversores». «Lo importante no es el edificio de Comandancia, sino que Vilagarcía tenga un centro de salud a la altura de sus necesidades», subrayó Varela, que está dispuesto a buscar una parcela alternativa, si ese es todo el problema que la Xunta aprecia a la hora de construir un nuevo ambulatorio. Cuestión distinta es que no sea posible entregar al Sergas un solar con las condiciones que ofrece el de la vieja Comandancia, por sus dimensiones y su céntrica ubicación. Terrenos de estas características, razona el primer edil, no abundan.

Por último, Varela recuerda a los responsables de la gestión sanitaria que el anterior gerente de la EOXI consideraba «prioritaria» la inversión en los centros de salud de Vilagarcía y Caldas, «pero no han hecho nada».

Votación
0 votos
Etiquetas
Vilagarcía de Arousa Sergas Xunta de Galicia
Comentarios