El fiscal pide 17 años de cárcel para el acusado de asaltar una casa en Vilanova

Los propietarios de la vivienda fueron maniatados y amordazados durante el robo


vilagarcía / la voz

La historia parece sacada de una película: un matrimonio de Vilanova pasaba una tranquila velada en casa cuando un grupo de desconocidos toma su hogar al asalto, los amenaza, los maniata y procede a desmantelar la vivienda en busca de dinero y joyas. Pero esta vez no se trata de un guion cinematrográfico, sino del escrito formulado por el Ministerio Fiscal para uno de los casos que esta semana se verá en la Audiencia de Pontevedra. En el banquillo se sentará W.F.L., el único detenido por unos hechos ocurridos en febrero del 2015. Para él, se reclaman cinco años y ocho meses de prisión por un delito de robo con violencia y detención ilegal. A ellos habrá que sumar, dice el Fiscal, sendas penas de cinco años y seis meses de cárcel por otros dos delitos de detención ilegal.

La peor noche de la vida de la familia de Jacinto Vidal, un famoso constructor de Vilagarcía, fue la del 4 de febrero de 2015. Según relata el fiscal, el empresario estaba con su esposa en casa cuando, al filo de las 21.30 horas, el ahora acusado, «acompañado al menos de otras tres personas que no han sido identificadas», accedieron a la vivienda por una puerta que estaba abierta.

Dice el escrito de acusación que la banda de asaltantes portaba «cuchillos y pistolas», y vestían «ropa oscura, guantes y pasamontañas». En cuestión de minutos, procedieron a atar de pies y manos con bridas al matrimonio. A él se lo llevaron, tras la pista de la caja fuerte, al piso superior del inmueble.

Pero la noche aún iba a empeorar. Cuando los ladrones llevaban unos veinte minutos en la casa, «llegó al domicilio familiar la hija del matrimonio, junto con su hijo de ocho años». «El acusado junto con los otros individuos, tras amedrentarla con un cuchillo y decirle que no gritase, la ataron de pies y manos para cogerle el bolso».

Cuando se fueron de la casa, los ladrones se llevaron consigo 600 euros que el propietario de la vivienda tenía en el bolsillo; 6.000 euros que se encontraban en la caja fuerte, así como «un gran número de joyas, varios abrigos y chaquetones de pieles, tres bolsos de piel, una cubertería y una fuente de plata, una cámara de fotos y un ordenador portátil.

El fiscal considera al acusado, el único detenido por este asunto, responsable de un delito de robo con violencia en casa habitada y con uso de armas o instrumentos peligrosos, además de tres delitos de detención ilegal, agravados todos ello por «el uso de disfraz».

Votación
0 votos
Etiquetas
Vilagarcía de Arousa Vilanova de Arousa Audiencia de Pontevedra
Comentarios