Imagen:

Una borrachera desencadenó la pelea que el domingo enfrentó a varios ciudadanos rumanos

Los dos hombres que fueron detenidos quedaron ayer en libertad tras declarar en el juzgado


vilagarcía / la voz

La tangana en la que se vieron envueltos varios ciudadanos rumanos y concluyó con la detención de dos de ellos, desatada el domingo por la tarde en pleno centro de Vilagarcía, tuvo mucho que ver con una excesiva ingesta alcohólica. Así lo indicaron ayer fuentes policiales, minutos antes de que los dos individuos que originaron la trifulca prestasen declaración en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 2 de la capital arousana.

Por lo que los agentes han podido averiguar, ambos sujetos dedicaron buena parte de la jornada a beber sin medida, aprovechando la celebración de la Pascua. Todo iba bien hasta que una discusión entre dos de los festejantes degeneró en un intercambio de golpes. Encendidos por el alcohol, no tuvieron reparo alguno en que su enfrentamiento, a puñetazo limpio, se desarrollase ante la asombrada mirada de quienes en aquel momento -eran las ocho de la tarde- frecuentaban el entorno de la glorieta de la Marina Española.

 

Los familiares que se unieron

La cosa pudo ir bastante peor, ya que varios familiares, que compartían la tarde con los contendientes, tampoco dudaron en sumarse al jaleo. En un suspiro, la pelea se convirtió en un tumulto con al menos una decena de implicados. La irrupción de la policía evitó que el asunto se les fuese a sus protagonistas de las manos. No hubo, confirman las mismas fuentes, más que golpes y puñetazos, si bien alguno de ellos lo suficientemente contundente como para causar lesiones visibles a quienes los recibieron. Es el caso de los dos hombres que iniciaron la gresca y fueron conducidos a Comisaría por la Policía Nacional mientras una patrulla de la Policía Local de Vilagarcía contribuía a poner paz y tomaba declaración a los allegados de ambos detenidos.

La resaca sorprendió a sus dos protagonistas principales en los calabozos de la Policía Nacional, desde donde pasaron a disposición judicial, acusados de desencadenar una riña tumultuaria. Ambos quedaron en libertad.

 

Nueva riña entre chicas

Con ser el más ruidoso, no fue este el único brote violento registrado durante la Semana Santa. El viernes de madrugada, días después de que una mujer de 28 años fuese hospitalizada a raíz de una pelea, varias jóvenes se enzarzaron en las inmediaciones de la explanada TIR, al parecer por razones sentimentales. Esta vez no llegó la sangre al río.

Los contendientes festejaban la Pascua cuando una discusión acabó

a puñetazo limpio

Votación
0 votos
Etiquetas
Vilagarcía de Arousa Policía Nacional Semana Santa
Comentarios