La Xunta no prevé zanjar el problema del archivo judicial de Vilagarcía hasta el 2018

Documentos y pruebas colonizan pasillos y otros espacios


vilagarcía / la voz

La falta de espacio se ha traducido, en el edificio judicial de A Mariña (Vilagarcía), en que documentos y pruebas se acumulen sin ton ni son en pasillos y rincones oscuros. Para depositar esos materiales se utilizan todo rincón que se encuentra libre, según denunció esta misma semana el sindicato Alternativas en Xustiza-CUT. Su rotunda queja, acompañada de una sangrante colección de imágenes, ha hecho que la Xunta salga a la palestra. Según informó ayer la delegación del Gobierno gallego en Pontevedra, los problemas se resolverán «nos vindeiros meses».

«A Consellería de Presidencia xa tiña previsto actuar nos xulgados 2 e 3 de Vilagarcía», explicaba ayer José Manuel Cores Tourís, el delegado de la Xunta. En todo caso, quiso poner énfasis en que la Administración no ha permanecido con los brazos cruzados mientras la montaña de papeles crecía. En los últimos años, señaló, se han tomado medidas para «minimizar os problemas de espazo nos arquivos dos xulgados desta localidade arousá». De hecho, afirma, «habilitáronse dous novos espazos para ampliar a capacidade de almacenaxe tanto de expedientes xudiciais como de pezas de convicción, recuperando a antiga sala das caldeiras, que quedou obsoleta trala instalación de novos equipos de climatización, así como a creación dun almacén nun espazo non utilizado do garaxe».

Esas actuaciones han aliviado la situación del juzgado número 1 de Vilagarcía. «Tiña o 90 % da documentación no depósito sen instalar en caixas. Tampouco tiñan ningún tipo de documento de descrición para a súa localización, e carecía de espazo para continuar a ubicar expedientes». Gracias a la implantación del Sistema de xestión de arquivos físicos xudiciais «etiquetáronse 23 pezas de convicción e 61.706 expedientes que se recolocaron en 3.535 caixas».

Por orden de antigüedad

Una vez resuelta la situación en el número 1, es evidente que el problema en las otras dos salas no hace más que crecer, alcanzando unas dimensiones dantescas. La Xunta se compromete a hacer su parte, pero ya anuncia que los trabajos se harán «seguindo a orde de antigüidade dos mesmos, iniciándose en 2017 o traballo no arquivo do número 2 e seguindo en 2018 polo número 3».

La clave, en ambos casos, será la aplicación de un sistema de gestión con el que se pretende «conseguir organización, descrición e instalación da documentación xudicial custodiada nos arquivos dos xulgados, seguindo criterios arquivísticos, e crear as condicións para levar a cabo un control, localización e trazabilidade dos expedientes xerados por estes órganos xudiciais», según explicó ayer el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Cores Tourís.

Votación
0 votos
Comentarios