Los cortafuegos que apuntalan el monte local

Los recursos de Medio Rural suman los de dos servicios locales de emergencias, un GES y la muy capacitada Protección Civil

.

vilagarcía / la voz

Mediado julio, nos hallamos en Galicia metidos de lleno en la época de máximo riesgo de incendios. Afortunadamente hasta ahora, sin grandes incidencias en Arousa. A ello se aplica el operativo anual de la Consellería de Medio Rural, que a la vigilancia activa e intensiva de la paz en los montes añade los trabajos de limpieza que desarrollan las 30 brigadas que, con una media de cinco efectivos, ha desplegado o en breve lo hará en el Distrito XIX. El que abarca los 28 municipios del Salnés, Ulla-Umia, comarca de Pontevedra y O Morrazo. Un dispositivo completado con 4 técnicos, 25 agentes forestales, 18 motobombas, 1 helicóptero y 2 brigadas de helicóptero. Un pequeño ejército que reparte y desplaza sus tropas a lo largo y ancho del territorio del Distrito XIX en función de las necesidades, y que halla en buena parte de los municipios arousanos servicios y medios locales que hacen muchas veces inncesaria su actuación, prestando otras una ayuda impagable para minimizar los daños causados por el fuego. Estos son los recursos propios específicios atiincendios de los que disponen los concellos de O Salnés y Baixo Ulla.

Vilagarcía

Un tres en dos con excelentes pertrechos y a punto de ser reforzados. La capital arousana está en ciernes de la entrada en servicio de una brigada de cinco hombres conveniada con Medio Rural, que como todas las de su género realizará durante 3 meses labores de limpieza del monte cuando no toque luchar contra el fuego en cualquiera de los 28 ayuntamientos del Distrito XIX donde la requiera su responsable. Vilagarcía cuenta por su parte con un Servizo Municipal de Emerxencias de 14 profesionales coordinado con una agrupación local de Protección Civil de 44 voluntarios, capaz de movilizar en no más de media hora a casi docena y media de efectivos sobre el terreno. Una respuesta rápida a la que suman su potente arsenal de medios materiales, que incluye una autobomba con cisterna para 12.000 litros de agua que permite reabastecer en el lugar del incendio a los vehículos de extinción, un vehículo nodriza de 10.000 litros, una autobomba urbana ligera de 1.500, una pick up de 500 litros, y la inminente entrada en servicio de una autobomba rural pesada 4x4 para 5.000 litros de agua.

Vilanova

Una brigada y una motobomba a expensas de las urgencias del Distrito XIX. El Concello mantiene con Medio Rural dos convenios, que le permiten disponer sobre el terreno de una brigada forestal de cinco hombres y de dos conductores que manejan una motobomba con 3.500 litros de agua al servicio último del Distrito XIX del que dependen, apoyados en Vilanova por los 8 voluntarios activos de la agrupación local de Protección Civil.

Cambados / Ribadumia

Las sinergias de dos agrupaciones amigas de Protección Civil. «En Cambados apenas temos monte», expone el edil de Seguridade, José Ramón Abal. La decena de voluntarios de la agrupación local de Protección Civil disponen de un camión autobomba de 3.000 litros de agua, una pick up y un todoterreno para transporte. Medios que, explica el presidente de Protección Civil de Ribadumia, Andrés Otero, comparten sus camaradas cambadeses con los 52 voluntarios del municipio vecino, que conforman la agrupación más numerosa de la comarca, pero también la peor equipada. «O 99 % dos nosos voluntarios teñen formación contra o lume», y prestan asistencia las 24 horas, subraya Otero.

O Grove

Servicio de emergencias municipal Con atención las 24 horas, cuenta con 13 profesionales que en verano trabajan en turnos reforzados de 3-4 personas, con una autobomba rural pesada de 3.500 litros y una motobomba pick up de 400, además de un todoterreno.

Pontecesures

Convenio con Medio Rural. Pendiente de la entrada en servicio de una brigada de 4 efectivos con una motobomba para 1.000 litros en cuestión de una o dos semanas, Cesures está cubierta mientras por los recursos del Distrito XIX, y el GES de Valga.

 Valga

Un GES para donde haga falta. Además de una inminente brigada forestal, Valga cuenta con la base del Grupo de Emerxencias Supramunicipal que incluye también a Cesures, Catoira, Caldas y Portas. Con 13 profesionales, todos miembros además de una Protección Civil local presta a participar en cualquier operativo de extinción. Como las brigadas, el GES está supeditado en último término a las necesidades del Distrito XIX. Una motobomba de 3.500 litros, una pick up de 400 y cuatro bombas de achique de transporte a espacios de difícil acceso son las principales armas de sus profesionales contra el fuego.

 Recursos humanos

Además de sus 4 brigadas conveniadas con Medio Rural y la base permanente de esta última en Meis, los concellos arousanos cuentan con 148 profesionales y voluntarios entre sus dos servicios locales de emergencias, un G.E.S. y sus agrupaciones de Protección Civil.

Recursos materiales

Más allá de los vehículos de transporte, los municipios arousanos manejan un parque propio de una docena de camiones motobombas con capacidad para 44.300 litros de agua, 29.000 entre los cinco vehículos de extinción del servicio de emergencias de Vilagarcía.

Votación
0 votos
Comentarios