Arrestan a un ribeirense acusado de traficar con coca, heroína y hachís usando a varios camellos

Presuntamente se trata del cabecilla de la red de distribución


RIBEIRA / LA VOZ

Nuevo golpe al tráfico de drogas a pequeña escala en la comarca. En este caso, el ayuntamiento que sirvió de escenario fue Ribeira, a través de Santa Uxía y de Aguiño. Agentes de la Policía Nacional, tras una investigación que duró varios meses, procedieron el jueves a la detención de dos individuos, de 34 y 46 años de edad, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. El segundo está acusado de ser la presunta cabeza pensante de esta red de distribución, y de ser el individuo que, según parece, movía grandes cantidades de diferentes drogas a través de una red de camellos que eran los encargados de colocar la sustancia en la calle. Además, estos vendedores, al parecer, ya recibían la droga en papelinas.

En el momento de ser arrestado, uno de los acusados escondía en su vestimenta 19,5 gramos de cocaína en 90 bolsitas termo selladas, y 18,5 de heroína en otras 79 bolsitas. Además, y tras realizar registros en varias viviendas situadas en Aguiño y en Ribeira, se intervinieron otras sustancias: 143,5 gramos de coca repartidas en 192 bolsitas y en roca; 120 de heroína contenidos en 579 bolsitas termo selladas; 1,750 kilos de marihuana; 5,5 de hachís; 800 gramos de sustancia de corte; varios teléfonos móviles; dos balanzas de precisión; un vehículo; una prensa hidráulica; 8.455 euros en efectivo en billetes de diverso valor y una plantación de marihuana, con sistema de ventilación, riego, transformadores e iluminación, en la que había 311 vegetales.

Los detenidos tienen antecedentes policiales por tráfico de drogas y delitos contra la propiedad, y ayer por la mañana fueron puestos a disposición judicial en Ribeira. El imputado de 46 años de edad está relacionado, desde hace tiempo, con otra red de distribución que fue desmantelada en el mismo ayuntamiento hace tres años.

 

Cupo de mercado

La tesis policial de los agentes indica que este individuo habría asumido, según parece, el cupo de mercado que dejaron las personas detenidas en la citada operación, y desde entonces fue copando el mercado de distribución a pequeña escala. Eso sí, sin fiarse demasiado de los camellos que, presuntamente, trabajaban para él, ya que, según la misma tesis de los investigadores, este individuo les entregaría las papelinas cerradas para que los distribuidores no pudieran quitar nada ni adulterar su contenido.

Votación
6 votos
Etiquetas
Tráfico Policía Nacional Narcotráfico Ribeira
Comentarios