Imagen:

Las capturas de erizo sitúan al pósito de Aguiño a la cabeza de Galicia

Los mariscadores han cogido unos 73.000 kilos, frente a los cerca de 55.000 de Baiona


ribeira / la voz

La captura de erizo consolida posiciones en las rulas de Aguiño y Ribeira que, junto con la de Lira, son las únicas de la comarca cuyos mariscadores se dedican a la comercialización de esta especie. La campaña, iniciada el 16 de enero en las cofradías arousanas, ha entrado en su recta final, ya que se prevé que concluya la primera semana de abril. En otros pósitos gallegos la actividad comenzó el último trimestre del 2016, por lo que, en la actualidad, las dos entidades barbanzanas se han convertido en las principales proveedoras de este recurso, cuyos principales destinos son, además del mercado nacional, Francia e Italia. Sin embargo, la cofradía gallega con mayor volumen de capturas es la de Aguiño, por cuyo recinto de subastas han pasado ya unos 73.000 kilos, casi 20.000 más que su más inmediata seguidora, Baiona, que se aproxima a los 55.000.

El número de profesionales que se dedican a coger erizo fluctúa, ya que la mayoría alterna la captura de esta especie con otras. En Ribeira, por ejemplo, muchos de los productores que se estaban dedicando a la almeja decidieron probar suerte con el erizo, dado que las cotizaciones son bastante aceptables. Por la instalación de Aguiño pasan cada jornada de trabajo tres mil kilos.

El tope por mariscador y día está fijado en 30 kilos. Si se tiene en cuenta que el valor medio del erizo se sitúa esta temporada en unos 5,50 euros, un productor puede obtener sobre 165 euros por una jornada de trabajo. Cabe señalar que el período de explotación del erizo en el plan conjunto de Ribeira y Aguiño es limitado: algo más de cuarenta días, lo que motiva que el sector se decante por la alternancia.

 

Estrategia de mercado

El hecho de que la campaña del equinodermo comience en Ribeira y Aguiño más tarde que en el resto de pósitos gallegos está teniendo una repercusión directa sobre las cotizaciones, que van al alza. Los compradores afirman que se trata de un producto cada vez más demandado, a lo que se suma el hecho de que es una especie de lento crecimiento que suele escasear. Esta temporada está siendo la más rentable a nivel económico desde que ambos pósitos decidieron que el erizo se subastase, en lugar de venderlo a precio tasado. El valor medio en la rula de Aguiño se sitúa en los 6 euros, mientras que en la de Ribeira está en 5,50.

En el pasado ejercicio, el precio medio osciló entre los 4,98 euros de Ribeira y los 5,21 de Aguiño. En el 2015, el valor máximo del equinodermo no llegaba a los 5 euros en ninguno de los dos recintos de subastas, mientras que en la actualidad hubo pujas que llegaron a superar los 8 euros. De hecho, Aguiño es la cuarta cofradía gallega en la que se ha alcanzado, hasta el momento, el valor más elevado, 8,16 euros, solo superado por los 9,60 euros a los que se llegó a pagar en Vigo, los 8,80 que alcanzó en Bueu, y los 8,50 a los que se pagó en Cangas.

Más de media docena de compradores acuden a las subastas. Buena parte del producto se destina para su consumo en fresco, aunque cada vez hay más conserveras que lo adquieren para exportación. Las profesionales de la comarca subrayan que se trata de una especie que ha ido cobrando una gran importancia, pese a que, en un principio, se consideraba su captura una actividad alternativa para compensar los ingresos procedentes de otras que alcanzan mayor valor, como pueden ser los bivalvos.

Votación
3 votos
Etiquetas
Italia Marítima Francia Baiona Ribeira Cangas Vigo ciudad Bueu
Comentarios