Imagen:

Catalogados 80 petroglifos en la sierra de Barbanza

La mitad de ellos, en territorio rianxeiro

La riqueza arqueológica de Barbanza es innegable. A los principales yacimientos que se conocen, una relación que lidera, por su magnitud y estado de conservación, el castro de Baroña, hay que añadir un sinfín de estaciones repartidas a lo largo y ancho de la comarca. Solo en la sierra barbanzana hay catalogados más de ochenta petroglifos. Tal día como hoy del 2001, se hacía público un informe de Patrimonio con esta cifra. Animales, sobre todo ciervos; círculos concéntricos, espirales, laberintos y, en menor medida, figuras humanas, son los motivos principales de estos grabados rupestres que se reparten por la cadena montañosa.

Rianxo, con nada menos que 52 estaciones, era el municipio que ocupaba el primer puesto del ránking, por delante de Boiro, con 13, y de Porto do Son, con seis. En el informe se hacía hincapié en las dificultades para acceder a buena parte de estos yacimientos, un problema que persiste en la actualidad.

Votación
2 votos
Etiquetas
Comarca do Barbanza Serra do Barbanza Castro de Baroña Boiro Rianxo Porto do Son
Comentarios