Noia lloró la muerte de su músico Prudencio Romo

En marzo también falleció Avilés de Taramancos

Llorando la muerte de uno de sus grandes estaban a estas alturas del 2007 los vecinos de Noia. Prudencio Romo, el compositor y fundador de Los Tamara, había fallecido un par de días antes. Su entierro reunía, tal día como hoy, a cientos de personas en el cementerio de Santa María de Roo; entre ellos, los miembros de la banda de Lousame, formación de la que fue el primer director. Romo había sido nombrado hijo predilecto del Concello noiés en diciembre de 1996.

Noia perdió, en estas mismas fechas pero varios años antes, a otro de sus vecinos ilustres, el escritor Antón Avilés de Taramancos. Falleció el 22 de marzo de 1992 en A Coruña. En su caso, el nombramiento de hijo predilecto fue póstumo y tuvo lugar en junio de ese año. También entonces, en el marco de una sentido homenaje, se decidió que la casa de cultura de la localidad llevara el nombre del vate.

Votación
0 votos
Etiquetas
Noia Lousame A Coruña ciudad
Comentarios