Regularización catastral


Soy uno de tantos afectados por la tasa de regularización catastral. Un atraco más de la Administración, semejante al que le hicieron en su día a los emigrantes retornados. Hemos recibido una carta certificada de Hacienda, para pagar cierta cantidad. Como no entendía bien el contenido, fui a informarme al Ayuntamiento. La información que me dieron me indujo a escribir estas líneas. Resulta que cuando pintamos la fachada, reparamos el tejado para que no se nos caiga encima, o hacemos cualquier obra de mejora o de necesidad, es siempre con su correspondiente licencia municipal. Pues no es suficiente: hay que dar de alta en el Catastro todos los trabajos realizados. Los ciudadanos de a pie no estamos al tanto de esas cosas, necesitamos información. ¿Por qué no la dan antes de ejecutar? Sería de justicia que Bruselas les pusiera las pilas, tal y como hizo con el caso de los emigrantes retornados. Manuel Pereira García. Carballo.

Votación
0 votos
Comentarios