Los «600» se van de excursión por la Costa da Morte

Cinco coches harán el trayecto hasta Barcelona en septiembre

.

A Coruña / la voz

Ya no es tan común como antes. Ver un Seat 600 en la carretera es todo un acontecimiento y sorprende a conductores y viandantes. Lo saben muy bien en el Clube 600 de Galicia que ayer organizó una excursión por la Costa da Morte, partiendo desde diferentes puntos de la comunidad autónoma. Desde A Coruña salieron cuatro coches, aunque en la zona de Carballo ya había reunidos más de una docena. «Esta es una actividad que solemos hacer de forma habitual. Se trata de reunirnos para hacer una comida de campo, recordando el espíritu que tenía el coche en los años sesenta y que puso a muchos españoles delante de un volante», explica Antonio López, vicepresidente del club.

En el 600 antes se metía toda la familia con las cestas, las sillas, la sombrilla y hasta la mesa de pícnic. Ahora es imposible ya que el coche está habilitado para cuatro plazas y el maletero suele estar lleno de piezas de recambio: «Por si hay alguna avería», explica Antonio. El próximo mes de septiembre los socios del club podrán poner a prueba la resistencia de sus coches ya que al menos cinco 600 se echarán a la carretera para intentar llegar a Barcelona sin contratiempos. «Iremos 17 vehículos de toda Galicia a un congreso nacional. Cinco irán circulando y el resto en un camión. Serán dos días de trayecto, saliendo un jueves para llegar un sábado. Llevaremos muchos recambios y, como siempre va algún mecánico, esperamos no tener problemas». Antonio explica que los 600 son fáciles de reparar porque es todo mecánica, sin electrónica, por lo que «no dependemos de máquinas informáticas para que nos detecte la avería».

Antes de emprender el camino hacia los Batáns de Mosquetín y las caldeiras do río Castro en Muxía, Antonio explicaba ayer que la mayoría de los asociados tienen coches que salieron por primera vez a la carretera en los años sesenta. «En el club hay alguno de 1958 o de 1959, pero un socio de A Coruña está intentando reparar uno del año 57, justo cuando Seat comenzó a fabricar el coche en España», explica Antonio López. También comenta que es un coche de motor pequeño, de 25 caballos, pero muy resistente y duro: «Fue un vehículo muy popular y casi todo el mundo tuvo en algún momento uno. De hecho, algunos 600 tuvieron hasta diez o doce dueños; es que entonces era muy típico que un coche pasara por muchas manos», explica. Ahora, los propietarios de algunas de estas joyas no se deshacen de ellas ni aunque les hagan una oferta desorbitada. Dicen que, además, el mantenimiento no es muy caro ya que se encuentran fácilmente los recambios.

España fabricó 800.000 unidades

La mayor parte de los 150 socios del Club 600 de Galicia son de la provincia coruñesa, ya que en Arcade y Lugo existen otras agrupaciones. Sus responsables recuerdan que este modelo de coche nació en Italia con la marca Fiat, pero en España la comercializó y fabricó (800.000 unidades) la compañía Seat. España inició gracias al 600 su faceta de exportadora de automóviles, a países tan variopintos como Finlandia o Colombia.

Votación
3 votos
Comentarios