Un joven barrio que ya está envejeciendo

Los vecinos se quejan de la falta de mantenimiento, de suciedad y de falta de seguridad

.

A Coruña / La Voz

Novo Mesoiro, el barrio más joven de la ciudad y también uno de los más alejados de María Pita, «está sufriendo en su calles, jardines y red viaria una dejadez impropia e injusta por parte del gobierno municipal», asegura un vecino de la zona. Los residentes se quejan del «mal estado en general» en que se encuentra este núcleo urbano. Pero hacen mucho hincapié en el abandono de las zonas ajardinadas: «El Ayuntamiento comenzó el desbroce de las áreas de ocio, el podado de los árboles y el adecentamiento de los jardines con más de un mes de retraso», indican. De hecho, hasta hace algo más de una semana «era imposible caminar por las sendas peatonales».

Algunos árboles plantados en las aceras aún continúan sin podar «y en algunas zonas tenemos que agacharnos para no tocar con las ramas y las hojas. E, incluso, algunos invaden una pequeña pista polideportiva que existe en la calle Fragas do Eume», comenta Juan Quintás, un vecino.

Para los residentes de Novo Mesoiro no están mejor los jardines que rodean los edificios: «Cuando estaba el PP en el gobierno les cedimos los terrenos para que ajardinasen el entorno de nuestras casas, incluso alguna de estas zonas verdes fueron rematadas por los actuales gobernantes, pero después de realizar las plantaciones jamás volvieron por aquí para cuidarlos», indica María Luz Souto, otra residente. Y lo mismo ocurre en el entorno del centro cívico, «que da auténtico asco de cómo están las aceras».

Política de herbicidas

Y es que los vecinos de este joven barrio pueden entender la política del gobierno municipal de no utilizar herbicidas, «pero mientras tanto ¿tenemos que dejar que las malas hierbas nos invadan?». Porque eso es lo que dicen los residentes que ocurre en la casi totalidad de las aceras o al lado de los parques infantiles.

Claman al mismo tiempo por mayor seguridad en su área residencial: «Por aquí es muy raro que venga la Policía Local, solo acude de vez en cuando alguna patrulla del 091 y de ahí que se cometan robos en garajes o establecimientos», señala Luis Pita, otro vecino. Piden además, un mayor control de la velocidad en la zona, «porque poco le falta para que nuestras calles se conviertan en un circuito de carreras», dice este vecino. Y, al menos, piden «que se repongan las bandas rugosas a pie de los pasos de cebra».

Otra de las quejas de vecinos de Novo Mesoiro es el estado lamentable de las vallas de madera de los paseos peatonales: «Están rotas y son un serio peligro para los paseantes».

Votación
21 votos
Tags
Comentarios