Por qué tienes que cuidar tus dientes

La salud dental depende de los buenos hábitos, pero ¿hacemos lo correcto? Los expertos aseguran que cometemos errores básicos en nuestra higiene diaria, y uno fundamental: no visitar al dentista todo lo que deberíamos. La crisis ha afectado de lleno a la salud bucal de los gallegos y es el principal obstáculo para mantener los dientes sanos. El miedo también hace que pospongamos una visita que puede evitarnos graves problemas


La crisis ha sido, literalmente, como una patada en la boca para la salud de la población española, y también de la gallega. «La salud bucodental de los gallegos era excelente hace once años, antes de la crisis, -explica José María Suárez Quintanilla, presidente del Colegio de Odontólogos de A Coruña- pero ha empeorado a partir de esta, porque la gente, por desgracia, no ha podido ir a las clínicas dentales habituales o de confianza y muchos de ellos han tenido que optar incluso por extraer sus piezas». De todas las áreas sanitarias, asegura el experto, ha sido la de la odontología la que se ha resentido más por la inestabilidad económica, «porque aquí los recortes los ha tenido que hacer la propia familia, que ha tenido que atender otras prioridades más acuciantes para ellos». La realidad es que la falta de medios públicos para atender determinadas patologías ha agravado la situación de las familias, «que han tenido que volcar su atención en otros aspectos como la alimentación, la ropa... que antes no entraban en competencia con los cuidados bucodentales».

 

Aún así, los gallegos estamos en los primeros puestos de la lista si hablamos de tener los dientes sanos. «Nuestra comunidad está entre las cinco primeras de España que tienen menores índices de caries y restauraciones -recuerda Suárez Quintanilla-. Además, también tenemos un excelente índice en cuanto a higiene bucal. La ciudad de A Coruña, por ejemplo, es una de las que más y mejor se cepilla los dientes en España. Además, en general podemos decir que los gallegos disfrutamos de una excelente salud en este campo en cuanto a los planes preventivos de la Administración. La prueba es que hay muchos niños que están naciendo sin caries y morirán sin caries».

Pero posponer sin fecha la visita al odontólogo no siempre tiene causas económicas. El miedo al dentista es la causa de que, muchas veces, descuidemos nuestra salud bucal con consecuencias irreversibles. «Es algo atávico -explica el experto- porque no hay que olvidar que hace noventa años nuestras abuelas, y después nuestras madres, sufrieron la acción de una odontología en la que no había buenos anestésicos». La buena noticia es que el miedo se soluciona. «De hecho, en el colegio tenemos una vez al año cursos dedicados a eliminar la odontofobia. Es verdad que en la actualidad hay dos soluciones: ponerse en manos de un buen profesional que controle la anestesia local y ayudarnos con alguna sustancia que aumente nuestra capacidad de relajación. El miedo, al final, es algo psicológico, hereda de la figura paterna o materna... y eso queda grabado».

Votación
12 votos
Etiquetas
A Coruña ciudad
Comentarios