Imagen:

El número de trasplantes cardíacos en el Chuac se duplicó en el primer trimestre

El hospital practicó 11 intervenciones y lleva 5 corazones artificiales implantados


A Coruña / la voz

En el primer trimestre del 2017, el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña practicó once trasplantes de corazón, casi el doble de los registrados en el mismo período del año pasado, cuando se llevaron a cabo seis.

La cifra, de mantenerse la tendencia, apuntaría a un abultado crecimiento en el balance de final de año en cuanto a injertos implantados en el centro coruñés, que ya en el 2016 se situó como el que mayor número de intervenciones de este tipo llevó a cabo en el conjunto de España, junto con La Fe de Valencia, al alcanzar un total de 29 implantes cardíacos a lo largo del último ejercicio anual.

El jefe de Cirugía Cardíaca y director del programa de trasplante cardíaco del Chuac, José Cuenca, advierte no obstante que en medicina no funcionan las matemáticas, y menos cuando se habla de recambios vitales que siempre dependen de la aparición de un donante. «Hemos arrancado muy bien el año, nunca hemos tenido un ratio como este de once trasplantes en tres meses, pero la actividad fluctúa en función de la donación», señala. De continuar la senda iniciada el 1 de enero, el hospital coruñés podría cerrar el ejercicio acercándose a las cifras récord marcadas en los años 1997 y 2000, cuando se pudieron llevar a cabo 46 trasplantes de corazón. En aquel momento, el que el perfil del donante estaba más vinculado a jóvenes fallecidos en accidente que hoy, gracias en gran medida a los avances en la atención de emergencias extrahospitalarias, se salvan y no llegan a ceder sus órganos.

Por lo pronto, las intervenciones realizadas en el primer trimestre del 2017 han permitido reducir sensiblemente los enfermos que en Galicia están pendientes del regalo de la donación. La media habitual es que en la lista de espera por un corazón estén incluidas entre cuatro y seis personas, cifra que se ha reducido a un enfermo en muchos períodos en lo que va de año y que incluso ha permitido que, por momentos, ningún gallego figurase en ese listado al que se accede cuando el trasplante es la única alternativa para continuar respirando.

 

A «pilas»

Precisamente en la búsqueda de alternativas a la deseada, y siempre escasa, aparición de órganos, el Chuac mantiene activo el programa de asistencia ventricular de larga duración o corazón artificial. Hasta el momento, se han implantado cinco. El primer paciente, un hombre de 38 años, pudo beneficiarse de esta tecnología como puente al trasplante y vivió 15 meses con el dispositivo de titanio hasta que llegó un donante. En la actualidad, otros tres pacientes llevan ese corazón «a pilas», conectado a baterías exteriores que van en una especie de mochila. No se descarta que, en su caso, se trate de una terapia definitiva.

José Cuenca revisa esta tarde el presente y futuro del «milagro» de Barnard

El 3 de diciembre se cumplirá el 50.º aniversario del que llegó a denominarse milagro de Barnard. En Ciudad del Cabo, el cirujano sudafricano pasaba a la historia al realizar el primer trasplante cardíaco del mundo implantando el órgano de una joven de 25 años muerta en atropello a un comerciante de 56 años, que murió a los 18 días de una neumonía. Con tal motivo, la Academia de Medicina programa para esta tarde, a las 19.30 horas, la conferencia de José Cuenca Castillo, jefe de Cirugía Cardíaca del Chuac, titulada Presente y futuro del trasplante cardíaco. Será presentado por el académico Alberto Juffé Stein, el cirujano que, con Gonzalo Pradas, realizó el 5 de abril del 1991 el primer trasplante cardíaco de Galicia. El receptor, Antonio Peña, tiene hoy 86 años y sigue viviendo gracias al corazón de un motorista de 22.

Votación
0 votos
Etiquetas
A Coruña ciudad CHUAC Trasplantes Valencia Listas de espera
Comentarios