Libertad frente a matonismo


El presidente del Hogar de Sor Eusebia, José Vicente Martínez Rico, y el que suscribe acudimos, invitados por la Asociación de Vecinos de Eirís, a una asamblea para explicar el proyecto Micasita para los sintecho. Fue imposible. Un grupo de matones, situados en puntos estratégicos de la sala, nos impidieron, al más puro estilo fascista, ejercer un derecho democrático básico: la libertad de expresión. Disfrazados de defensores de las clases populares, se instalaron en el insulto, la descalificación, la manipulación y la violencia verbal. Por si fuera poco, alguno de ellos llamó al domicilio particular de nuestro presidente vertiendo graves coacciones y amenazas.

Ante esta actitud contraria a las más elementales normas de urbanidad y convivencia, no podemos permanecer impasibles. Debemos denunciarla y proclamar nuestra fe en el debate libre, respetuoso y democrático. Lo que ha sucedido ayer no nos amilana, al contrario, nos reafirma en nuestras convicciones y en el objetivo firme y decidido de dar una solución habitacional y sociosanitaria a los sintecho.

Nuestro proyecto para la gente que vive y muere en la calle no es fruto de la improvisación sino de año y medio de reflexión y estudio, en el que han colaborado trabajadores sociales, arquitectos, médicos y abogados. Todos estamos empeñados en que sea una maravillosa realidad, una referencia para otras ciudades de Galicia y España. Un ejemplo a seguir.

Continuaremos dando la cara y defendiendo a los sintecho frente a los que los criminalizan y desprecian. A Coruña es una ciudad abierta, solidaria y tolerante. Sabemos que no estamos solos, detrás están muchas personas que nos animan y nos ayudan. Tenemos la fuerza que nos da la razón de luchar por una causa noble y justa. No nos moverán.

Votación
4 votos
Etiquetas
A Coruña ciudad Libertad de expresión
Comentarios