Irixoa pide medidas contra el lobo tras los últimos ataques

Una perra de caza fue atacada en presencia de su dueño y un becerro apareció devorado


Irixoa / La Voz

«Que no vengan ahora con que era un perro salvaje. Yo lo vi, lo tuve a 15 metros, lo perseguí. Era un lobo». Iván Pedreira fue al monte a pasear con sus perros la pasada semana y regresó sin Nika, su perra beagle, devorada por un lobo. No fue el único ataque en la zona, ya que horas después localizaron un becerro muerto en el monte de San Antón y con vestigios de haber sido comido. En este caso, no hubo testigos de si fue lobo u otro animal.

El viernes por la mañana, Iván Pedreira, vecino de Bergondo, acudió a entrenar con sus perros de caza al coto de Paderne. «Pero debieron seguir el rastro de un corzo u otra pieza y se escaparon», relata el joven. En su persecución se acabaron adentrando en el coto de Irixoa y allí contó con la colaboración de dos vecinos para localizar a sus perros. Aunque estaban lejos, los perros no estaban perdidos, ya que Iván manipulaba una pantalla en la que veía a qué distancia estaban sus canes merced a sendos collares con localizador. El macho fue encontrado rápidamente, pero Nika seguía a lo suyo. Pronto vieron cómo las distancias se reducían. «Vimos que se movía a 140 metros de nosotros, luego a cien...», relata Iván. «Pero de pronto veo en la pantalla que Nika se había quedado quieta en un punto». Al salir a un camino descubrió que esta beagle de seis años estaba siendo comida por un lobo. «Solo uno», insiste. Entonces él y sus acompañantes comenzaron a perseguirlo y a gritarle para que soltara a su presa. Y lo hizo unos metros después. «Apenas le dejó las patas y la cabeza, así que la enterré allí mismo».

Y ayer por la mañana un agente medioambiental acudió a la misma zona para redactar un informe sobre el ataque al becerro en el monte comunal.

El gobierno local ha recogido firmas entre los afectados por ataques en los últimos meses y acumulan cerca de cien. En los próximos días serán remitidas a la Xunta para pedir medidas que palíen los daños de lo que ya consideran «unha auténtica praga».

Votación
7 votos
Comentarios