Miño opta de nuevo a tres banderas azules y descarta asumir el socorrismo

Indica que los nueve profesionales con los que contó el pasado verano son suficientes para cubrir el servicio

$tituloImg.$pieImg

Miño / La Voz 21/03/2017 01:27 h

Los problemas para cubrir las plazas de socorristas el año pasado llevó a Miño a perder las tres banderas azules que tenía concedidas para los arenales principales: Grande (que el año pasado cumplía 30 años con el distintivo), Perbes y Ribeira. Tras varias convocatorias y con mucho retraso, el Concello logró nueve socorristas y optó por intentar paliar la reducción de profesionales con un servicio acuático. En aquel momento, el alcalde, Ricardo Sánchez, había achacado esta situación a los plazos establecidos por la Xunta para las subvenciones y había augurado como opción para salvar esta carencia para este verano que el Concello asumiera directamente la contratación sin depender de las ayudas, sin embargo ya ha confirmado que volverán a recurrir a ellas.

Aunque sin citar la situación económica del Concello, muy endeudado para hacer frente a distintas sentencias judiciales, una cuestión que limita sus gastos, el alcalde asegura que optará por el respaldo de otras Administraciones para ofrecer un servicio imprescindible para uno de los concellos con más tirón de turismo de playa de la comarca coruñesa.

Avances

«La idea nuestra es en marzo o abril tener avanzado el tema, vamos a seguir con las subvenciones de la Xunta, pero lo vamos a poder plantear de alguna otra forma y ese problema [que no lograran cubrir las plazas ofertadas] este año pretendemos no tenerlo», comenta el regidor sobre el servicio de socorristas para los arenales. Confirma que vuelven a optar a las banderas azules. Informa que se tramitan en diciembre y fue cuando el Concello adquirió el compromiso de cubrir los servicios necesarios.

«La inspección de la bandera azul la hacen cuando llegan los socorristas y el año pasado no había el número comprometido para la bandera azul, pero este año comprometemos los que consideramos justos y necesarios», remarca y recuerda que en el verano del 2016 «funcionamos con nueve socorristas». «Se cambió por las circunstancias, pero demostró que era muy útil tener esa moto de agua entre la playa de Perbes y la Grande, desde el agua se tenía un control bueno de los que sucedía, y con un socorrista más en la moto fuimos capaces de cubrir de igual forma las dos playas», afirma.

«Estamos pidiendo los socorristas que tuvimos el año pasado porque legalmente incluso con ocho socorristas cumpliríamos la ratio para la bandera azul», puntualiza el regidor, que dice que antes de presentar la propuesta hicieron la consulta. «Si tenemos más, tenemos más, pero así, al menos, garantizas el número indispensable», puntualizó.

Votación
0 votos
Comentarios