Imagen:

Todos contra Mercedes

Lewis Hamilton es el claro favorito de cara a la nueva temporada


Mercedes, con Lewis Hamilton a la cabeza, es el claro favorito. Con diferencia. Desde el punto de vista aerodinámico es un monoplaza increíble. Disponen del mejor motor y sospecho que aún no han mostrado todo su potencial en las pruebas de Montmeló, donde no se les ha visto ni una sola fuga. Si pierden el título será más por errores propios que por aciertos del rival.

De ellos se intentará aprovechar Ferrari. Tienen motivos para estar confiados porque han sido los mejores de los test de invierno, unas pruebas que, no obstante, acostumbran a dominar. Sospecho que han reducido su distancia con Mercedes, y su fiabilidad también es incuestionable.

No muy lejos veo a Red Bull que, al contrario que Ferrari, son los que más esconden sus cartas antes de comenzar la primera carrera. Su gran virtud es la flexibilidad para evolucionar, para adaptarse a las necesidades de la temporada, sobre todo en aerodinámica (el motor Renault es su punto flaco). Verstappen dará a esta escudería más alegrías que Ricciardo.

Por contra, los pilotos son lo más débil de Williams. Ni el veterano (que ya se había ido) Felipe Massa, ni el inédito Stroll, con pocos méritos en su trayectoria, están a la altura de una buena máquina, con motor Mercedes.

No descartemos alguna sorpresa de Force India. Acaba de hacer un año muy bueno -cuarto en constructores- y, si bien lo que más llama la atención de su chasis es el color rosa, lo cierto es que está muy trabajado.

Por su parte, Renault está en fase de construcción. A base de talonario, está fichando a buenos ingenieros, y pretende hacer en el 2019 lo que consiguió Mercedes hace tres años. Tendrán podios en el 2018 y al siguiente año quizá luchen por el campeonato, aunque sus actuales pilotos no están llamados a ocupar asientos en los hipotéticos días de gloria.

Toro Rosso y Sauber no vivirán un año fácil. Carlos Sainz se ha quejado del coche. Por su retrovisor verán a Haas, modesto pero meritorio. Y no esperamos mucho de McLaren. Sufren errores graves, no hay fiabilidad, y el motor está destrozando el talento de Alonso y Vandoorne.

Manuel Aboy es ingeniero gallego de Arden Motorsport en F2

 

Votación
0 votos
Etiquetas
Ferrari Lewis Hamilton Toro Rosso Fórmula 1 Felipe Massa Sauber McLaren
Comentarios