Imagen:

Invasión de Xenerais

Las calles se vistieron con la esencia del Entroido, aplazado en su día por el tiempo


a estrada / la Voz

Con tres semanas de retraso y aplazado en su día por culpa del mal tiempo, los Xenerais cumplieron con la tradición e invadieron las calles de A Estrada en un recorrido que llevó la esencia del Entroido al casco urbano.

Este año, el aplazamiento dio lugar a cambios entre los participantes a lo largo de las últimas semanas. Eso hizo que se registraran alguna baja, pero también, que a cambio, se sumara alguna nueva incorporación.

Los actos contaron con la participación de los coros, comparsas y carrozas de las parroquias de Arnois, Riobó, Moreira, Loimil, Guimarei, San Xurxo de Vea, la carroza de Eureka Park con sus componentes disfrazados de diferentes animales y los cabezudos de la Escola de Teatro.

Como anécdota, fue necesaria hacer una poda de urgencia a algunas ramas del árbol que se incluía en la carroza de los vecinos de Arnois para permitir que no se enganchasen en los cables de la luz a medida que avanzaba en el recorrido. Los Xenerais volvieron a ser los protagonistas del Alto y los atrancos junto con las coplas y la retranca que, en este caso, llega ya en pleno ecuador de la Cuaresma.

El aplazamiento propició un paréntesis para la diversión y la sátira y también una mejoría sustancial del clima, que hizo que ayer los actos se desarrollasen con temperaturas casi más veraniegas que primaverales e insólitas para las que se suele gastar el cielo en los días propios del Entroido.

El desfile partió de la rúa Antón Losada para desembocar en la Plaza da Feira cerca del ocaso. Este año como novedad a lo largo del recorrido, los xenerais fueron lanzando ¡Vivas! a los espectadores. Participaron doce, entre Xenerais, correos y centinelas.

En la Praza da Feira tuvieron lugar los tradicionales Encontros de Xenerais característicos del Entroido tradicional del Val do Ulla. Los atranques estarán protagonizados esta vez por los generales de la parroquia de Cora, que toman el relevo de los de Couso. No faltó el sermón del Padre Xiao y la música, a cargo de la charanga Xirimbao´s Band.

Las obras de la Praza de Abastos y la cúpula del consistorio, dañada por un rayo, no se libraron de la crítica y de la sátira, mientras que las coplas abordaron diferentes temas de actualidad desde el paro a las andanzas de Donald Trump y su nombramiento como presidente de los Estados Unidos.

Una jornada animada por el buen tiempo que contó con numeroso público.

Votación
0 votos
Etiquetas
Entroido Carnaval Donald Trump EE.UU. A Estrada
Comentarios