Cuíña no enseña los supuestos wasaps de Rueda y le plantea una charla privada

El alcalde insistió en que nunca hablará de la cuestión eel n público


lalín / la voz

Rafael Cuíña no recoge el guante lanzado por Alfonso Rueda el martes en Lalín, cuando tras ratificar que no le envió wasaps políticos le invitó a mostrarlos a la prensa y a Crespo para demostrar quién miente y quién dice la verdad en el caso. En la radio municipal, alcalde insistió en que nunca hablará de la cuestión eel n público, apuntando que sí le gustaría mantener una conversación con Rueda en privado «e que me conte el tamén algunha cousa se quere, incluso podo ir con algún familiar directo meu».

Cuíña Aparicio recordó que trata a Rueda Valenzuela «desde que tiña 14 anos, e sempre tiven moito respecto e incluso certo afecto por el. Entendo que todo esto entra dentro do xogo político, pero eu ao que me adico é a outras cousas: a baixar o IBI, a que os veciños do rural teñan os mellores servizos». Mostró su perplejidad porque se hable ya de posibles candidatos a las elecciones municipales para las que faltan más de dos años ?los populares anunciaron que un año antes de los comicios se conocerán los cabezas de lista?: «Mentres uns se adican a eso, eu adícome a xestonar os cartos públicos, cada vez mellor por certo, con noso equipo».

Acusó a Crespo Iglesias de intentar enredar la situación con esta polémica de los wasaps, pero dijo que «hai meses que xa non entro ao trapo das cuestións do PP de Lalín, porque os datos que teño é que os veciños non queren: o que máis se me critica é que entre en guerras co PP».

Dijo tener el máximo respeto por José Crespo «a pesar de que estes días tiven que escoitar cousas do seu entorno que me doeron moito. Eu só lle desexo o mellor, nunca lle faría unha barrabasada a el, porque compartimos moitas cousas durante a nosa vida». Señaló, sin concretar, que «se alguén se molestou por algunha circunstancia síntoo porque non me gustan ese tipo de cuestións», señalando que seguirá gestionando en positivo para los vecinos de Lalín.

Una gestión en la que no ve la adquisición de la casa que ocupó el Banco Pastor: por las limitaciones administrativas para adquirirla; por las condiciones de venta, que excluyen el bajo; y porque no es la política que comprometió para el mandato. No imagina detraer fondos de áreas como Servizos Sociais para la operación.

Votación
0 votos
Comentarios