El PP de Lalín, contra el presupuesto por los incumplimientos del gobierno

Crespo subraya que no incluyeron en el Plan Concellos ni una sola obra de las propuestas por la oposición, pese a estar incluso varias aprobadas por el pleno


Lalín / la voz

El portavoz del PP de Lalín, José Crespo, anunció que su grupo votará en contra de los presupuestos municipales preparados por el gobierno cuatripartito, tras la reunión mantenida la noche del miércoles en el consistorio. Aseguró que los estudiaron a fondo, y aunque observaron ciertos desequilibrios técnicos, no fue una razón técnica sino política la que les llevó a tomar esa determinación negativa: «Este goberno pensa que os populares somos tontos: para o que lles interesa piden colaboración e dan a entender que negocian todo. E para o que aproban en xunta de goberno, aínda que haxa acordos plenarios, pasan de nós e deses acordos».

Explicó así que el grupo decidió romper las negociaciones cuando el pasado martes accedió al acta de junta de gobierno del 29 de marzo, que cerró el 100 % de solicitudes de obras al Plan Concellos: pese a haberse aprobado en pleno incluir proyectos como el puente de Sestelo, las depuradoras de Prado y Vilatuxe, o alcantarillados como Botos y Cadrón «non incluiron nin unha soa delas, porque na xunta de goberno non necesitan o noso voto». Crespo pedirá un informe al secretario para saber si es posible no obedecer los acuerdos plenarios que marcaban aquellas obras, pero más allá del aspecto técnico dice que es motivo suficiente para «non pactar os orzamentos, porque non son de fiar». Crespo añadió «deslealtades, como ir decir aos veciños de Pareizo que non fixeran unha pista porque o PP votara en contra». Habló además del clima con el gobierno ?«viven instalados na mentira, e a máxima responsabilidade é do alcalde, que é quen realmente embarra o terreo»?, con suplantación del vicepresidente de la Xunta; el millón de euros anunciado para regularizar a personal, y que no está en los presupuestos; o el incumplimiento de negociar la reapertura de la UNED como ordenó el pleno, «porque non aparece nin un guiño». Dijo que el gobierno les indicó que no negociaron el Plan Concellos porque sería aceptar que la oposición dictase la política del gobierno. Crespo dijo no pedir eso, pero si había 1,5 millones, decidir al menos una parte.

El partido de la oposición compromete respaldo puntual en asuntos sociales

Crespo desveló que el PP comenzó a redactar un presupuesto alternativo, pero decidió romper la negociación porque «non son dignos da nosa confianza, non podemos fiarnos deles. Que os pacten con quen estimen oportuno». Añadió que están dispuestos a negociar cuestiones concretas, positivas para Lalín, en especial en temas sociales: «Tendemos a man en cuestións sociais prioritarias». El portavoz cargó además contra la paralización de remanentes del 2015: «Primero era culpa nosa. Agora, é da interventora. ¿E non será culpa deles?», dijo, por no haber negociado ya de inicio con la oposición cuando sabían que ya no tenían mayoría absoluta para sacar adelante en solitario el paquete de obras: «As pistas están sen adxudicar pola inoperancia deste goberno», concluyó.

El ejecutivo acusa a los populares de falta de una verdadera actitud negociadora

El gobierno local lamentó ayer que el PP «acudise á reunión deste mércores sen unha verdadeira actitude negociadora, sen vontade de chegar a acordos e coa única intención de escudarse en inconsistentes pretextos, sempre á marxe do económico, para evitar afondar no deseño dos presupostos. Como exemplo da imprudente falta de interese do PP por esta cuestión, o goberno lembra que ao encontro se convocou á interventora para que corroborase calquera dato dos recollidos no proxecto de orzamentos e en ningún momento se lle suscitou ningún tipo de consulta ou dúbida sobre os mesmos».

El ejecutivo apela a la responsabilidad del PP con los intereses generales de la ciudadanía de Lalín «que son os que en última instancia resultan grave e temerariamente vulnerados pola non aprobación dos presupostos», e insiste en la necesidad de tener altura de miras y dejar de lado «incomprensibles actitudes partidistas» para alcanzar un acuerdo sobre el documento económico, fundamental para la gestión municipal y para dar respuesta a las necesidades vecinales.

Pese a todo, el gobierno mantiene la mano tendida para acordar en igualdad el destino de más de 400.000 euros en inversiones, y dedicarlos fundamentalmente «a aquelas iniciativas plenarias que foron aprobadas nos últimos meses e que, polo tanto, contan xa co apoio e o visto e prace da corporación municipal». Añaden su voluntad de alcanzar pactos sobre el destino de posibles nuevas inversiones si el Gobierno central permitiese emplear el superávit municipal en atender verdaderas necesidades vecinales: «En calquera caso, o goberno manifesta que a oferta de negociación non se pode manter indefinidamente», indican. La propuesta presupuestaria es de 14,1 millones de euros, un 1,3 % de la registrada en el 2016.

Votación
0 votos
Comentarios