Los gallegos pagaron un 22 % más por la luz este invierno

Es el inicio de año más caro de los últimos ejercicios. Algunas compañías subirán el recibo para financiar el bono social

Evolución del índice de precios de la electricidad.$pieImg Evolución del índice de precios de la electricidad

Redacción / La Voz 19/03/2017 08:46 h

El recibo de la luz fue en enero el más caro para los consumidores desde, al menos, el 2002, cuando el Instituto Nacional de Estadística (INE) empezó a medir el precio de la factura doméstica de electricidad. Tal fue la escalada que hasta precipitó la intervención de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que abrió una investigación para averiguar qué había ocurrido en el mercado eléctrico, que determina alrededor de la tercera parte del recibo. Dos meses después, «sigue practicando diligencias y aún no ha tomado una decisión definitiva al respecto», informaron fuentes oficiales de la Fiscalía General del Estado.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) mantiene abierta también su propia investigación, sobre la que tampoco hay todavía conclusiones.

Y es que el recibo eléctrico en enero fue casi un 30 % más caro que el mismo mes del año anterior y un 10 % más elevado que en diciembre pasado. Pero, ¿qué ha ocurrido a partir de entonces? Que los precios se desinflaron en febrero y marzo, pero siguen bastante alejados de los registrados durante los tres primeros meses del 2016 -también es cierto que el año pasado fue especialmente barato por la abundancia de energías renovables, que abaratan el mercado y, por tanto, el recibo doméstico-. De hecho, este invierno (de enero hasta el pasado día 17) pasará a la historia como el más caro para los consumidores de electricidad. El gráfico anexo -con el índice histórico de precios mensuales de la factura elaborado por el INE- habla por sí solo. En él se puede comprobar que ningún otro primer trimestre de año reciente alcanzó picos como los actuales.

Además, de acuerdo con los cálculos realizados para este periódico por la Axencia Provincial da Enerxía, el recibo doméstico costó en este primer trimestre del año -hasta el viernes pasado- un 22 % más que durante el mismo período del ejercicio anterior. También se colocó un 3 % por encima del invierno del 2015. Para realizar sus cuentas, la Axencia tomó como referencia la factura de una familia tipo, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios y un consumo mensual de 291 kilovatios hora.

Los residentes en ese hogar pagaron durante este primer trimestre 171 euros, 30 más que un año antes. La factura más elevada fue, con diferencia, la de enero, con 74,55 (2,4 euros al día), casi un 30 % más abultada que la de un año atrás. En febrero fueron 62,84 (2,2 euros diarios), un 20 % más. Mientras que por la de marzo, hasta el viernes 17, pagarán 33,64 (a razón de 1,9 euros diarios), un 13 % por encima del mismo mes del 2016.

Un año atrás, esa misma familia abonó 140,57 euros por esos tres primeros meses. En enero del 2016 fueron 58,50 (1,8 diarios); en febrero, 52,31 (también 1,8 euros al día); y por los primeros 17 en marzo, hasta el 17, pagó 29,71 (1,7 diarios).

Durante el primer trimestre del 2015, los precios fueron más parecidos a los actuales, aunque no alcanzaron tal nivel. Así, la misma familia tipo elegida por la Axencia Provincial da Energía pagó 166,27 euros: 67,92 por la factura de enero; 62,60 en febrero y 35,75 euros por los 17 primeros días de marzo.

El 2015 fue el primer año completo en que se aplicó el mercado diario -que marca precios diferentes para cada hora del día- como referencia para calcular la factura. Hasta entonces, una subasta fijaba una tarifa fija con periodicidad trimestral.

Votación
2 votos
Comentarios