Patxi López: «No quiero un PSOE definido por votar cada semana con el PP en el Congreso»

El diputado y aspirante a la secretaría general socialista cree que el partido debe diseñar un proyecto autónomo y marca distancias con el giro de Sánchez hacia Podemos

Patxi López defiende desde Lugo la unidad del PSOE para «evitar el choque de trenes» El exlehendakari recibe el apoyo de la cúpula del partido en la provincia y visita una explotación láctea para conocer los problemas de los ganaderos gallegos

Santiago / La Voz 19/03/2017 11:17 h

En medio del fuerte temporal que hace zozobrar la barca del PSOE, Patxi López (Baracaldo, 1959) es de esas personas que se agarra al palo para ver la brújula y buscar una salida. Rechaza la etiqueta de la «tercera vía», pues entiende que es la que usa la izquierda para hacer políticas de derechas, y es muy crítico con esa visión de Estado plurinacional que ahora propugna Pedro Sánchez, antiguo aliado, actual rival, y al que ve como un «compañero».

-¿Cómo se gestó su candidatura?

-Hablando con mucha gente, y viendo que podemos ir hacia un choque de trenes y a la división, cuando lo que tenemos que hacer es unirnos. A mí este partido me lo ha dado todo, así que no me voy a poner de perfil y doy un paso al frente para definir un proyecto de izquierdas.

-«Más de 100 razones para unir el PSOE», titula su programa. ¿Cuáles son las esenciales?

-Una es la de la unidad, dejar atrás las divisiones entre socialistas y el comité federal desgarrador, que tenemos que procurar que no se repita, y otra es la de definir un proyecto propio, autónomo, que sea capaz de trazar una nueva esperanza para la ciudadanía, especialmente los que más están sufriendo las políticas del PP. Quiero un PSOE reconocible en sí mismo y no porque se alíe mirando a la izquierda o a la derecha sin saber cuál es su sitio.

-Me imagino que usted maneja mínimamente las redes sociales...

-Sí, claro.

-¿Y qué siente cuando ve que lo tachan de «traidor»?

-Presenté hace poco un decálogo sobre cómo debiéramos comportarnos en las redes, para no hacer un circo romano. ¿Qué siento? Pues eso duele, claro. No sé donde dejamos la fraternidad que siempre deberían presidir las relaciones entre compañeros.

-Usted compartió el «no es no» de Pedro Sánchez. ¿Por qué los militantes deberían apoyarlo a usted y no a él?

-El «no es no» no es un debate ideológico, fue un debate de oportunidad política en un momento determinado, y no puede convertirse en el proyecto político de los socialistas. Hace tiempo que hablé de pasar al «sí es sí», y me alegra que ahora Pedro [Sánchez] utilice ese eslogan. Yo no quiero un PSOE que se vaya al centro, pero tampoco uno, como dice Pedro Sánchez, que se define por aliarse con Podemos.

-¿Comparte eso de que el PSOE está condenado a aliarse con Podemos para formar gobierno?

-Lo primero que tiene que hacer el PSOE no es aliarse con Podemos, sino definir su proyecto para la mayoría de este país. Mi objetivo no es pactar, es ganar, para poder hacer, como decía Ramón Rubial, la revolución a través del Boletín Oficial del Estado, eso es de lo que se trata.

­-Comparte con Susana Díaz el respeto por la tradición del PSOE, pero ¿qué lo separa de ella?

-Es verdad que hay una cultura socialista, la fraternidad, que tenemos que recuperar, y la lealtad. Pero yo digo lo que defiendo yo, no lo que me separa de otros.

-Insisto, ¿en qué se distingue?

-Hay quien quiere llevar al partido más al centro, que sea más moderado en las políticas, pero yo quiero un partido de izquierdas, no un PSOE definido por votar cada semana con el PP en el Congreso. Tampoco es que quiera la alianza con Podemos, sino que la izquierda recupere la capacidad de gobernar la economía y de tener un Estado emprendedor en lo laboral y social.

-¿Qué hará si no acaba primero en esta carrera?

-Permítame que le diga que es algo que no contemplo, pero si no lo soy, ya le digo que no me voy a ir del partido. Me pondré a disposición del que gane, pero no para que integre a Patxi López, sino para ver como podemos trabajar unidos las distintas sensibilidades del partido.

«Quiero un PSOE reconocible en sí mismo, y no porque se alíe a la izquierda o a la derecha»

«Si no gano, no me voy a ir del partido; me pondré a disposición del secretario general»

El candidato vasco obtiene el respaldo de la cúpula de la formación en la provincia de Lugo

Toda la estructura de poder del PSdeG-PSOE en la provincia de Lugo contribuyó en su día a apuntalar el liderazgo en el partido de José Ramón Gómez Besteiro. Y con el ex secretario general de los socialistas gallegos alejado de la primera línea debido a sus problemas judiciales, sus herederos políticos se volcaron ayer en darle cobijo a Patxi López en la primera incursión que hace en Galicia para competir con la secretaría general del PSOE.

Desde la alcaldesa de la ciudad, Lara Méndez, hasta el presidente de la Diputación, Darío Campos, pasando por la diputada provincial Pilar García Porto, los diputados en O Hórreo, Luís Álvarez, o en el Congreso, Margarita Pérez Herráiz, así como el presidente de la gestora del partido, Luis Ángel Lago Lage, acompañaron ayer al mediodía a Patxi López y a su equipo en el encuentro que mantuvo con unas decenas de militantes en la ciudad.

En una breve intervención ante los medios informativos, el candidato vasco puso de relieve que la gran mayoría de la militancia no está preocupada solo en ver quién gana las elecciones primarias, sino en ver lo que hacemos al día siguiente. Y Patxi López tiene su propia respuesta, que pasa por la unidad y la integración de las diferentes candidaturas para forjar un proyecto socialista anclado en la izquierda y que dé respuestas de forma autónoma a los problemas del país. El precandidato también quiso eliminar «cualquier tipo de duda», dijo, sobre el procedimiento elegido por la gestora federal para conducir el proceso de primarias, los censos y la transparencia en las finanzas.

Por la tarde, López visitó una explotación láctea en Paradela, se reunió con un centenar de militantes en Sarria y concluyó la jornada con otro acto en Monforte, como antesala de su visita hoy a Pontevedra.

Votación
2 votos
Comentarios