El mar ya tiene su escoba

Un joven holandés de 21 años soñaba con mejorar el planeta. Su proyecto «The Ocean Cleanup» es un prototipo para «barrer» toneladas de residuos plásticos que contaminan los mares aprovechando las corrientes marinas.

.

Boyan Slat está empeñado en barrer el inmenso basurero en que se ha convertido mar. Su proyecto The Ocean Cleanup ha dado un paso más para hacer realidad su iniciativa. Slat presentó el primer prototipo para recoger las miles de toneladas de residuos plásticos que pululan en las aguas de los océanos. Su invento será desplegado en el mar del Norte durante un año. Se trata de una barrera de 100 metros de largo formada por flotadores alargados y redes que capturan los trozos de plástico. Slat ha concebido un sistema de boyas voluminosas. The Ocean Cleanup consta de dos brazos flotantes de 50 kilómetros cada uno que dibujan una gigantesca V y que están anclados a los fondos marinos. Los dos brazos están equipados con una especie de cortina que se hunde en el agua hasta tres metros de profundidad, de modo que los plásticos quedan atrapados para luego ser enviados a un contenedor.

 El proyecto de Boyan Slat es novedoso. Mientras la mayoría de los ingenios que intentan capturar el plástico emplean barcos que peinan los océanos, el holandés, que apenas tiene 21 años, quiere aprovechar las corrientes marinas para aprehender los desechos. «¿Por qué tenemos que ir hacia los residuos si los residuos pueden venir hasta nosotros?», reflexiona. De acuerdo con su plan, la basura del mar se extraerá gracias a una plataforma que succiona los plásticos y que genera su propia energía con el sol y las olas.

La idea de limpiar el océano se le ocurrió a Slat cuando regresaba de unas vacaciones en Grecia, donde se topó con más plásticos que peces mientras practicaba el submarinismo. Entonces tenía 16 años y pensó que no era necesario el concurso de grandes barcos con redes para recuperar las basuras. Él aboga justo por lo contrario, esperar a que las mareas hagan su trabajo. Con su sistema, solo bastarían diez años para limpiar el estercolero de plástico del Pacífico.

Continentes de basura

La mayor parte de los residuos plásticos se hallan flotando en los cinco principales giros oceánicos marinos, que van reuniendo enormes placas de desechos, convirtiéndose casi en continentes de plástico. Aunque a simple vista no se detectan, la concentración de partículas convierte los océanos en un peligro de primer orden. No en balde, millones de aves y de mamíferos marinos perecen cada año por culpa de este tipo de contaminación. Cuando las toxinas del plástico entran en la cadena alimentaria humana a través del pescado, la salud humana corre el riesgo de verse afectada. Ganador del premio Campeones de la Tierra, concedido por el Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambiente (PNUMA), el joven irá perfeccionado su modelo. Formada por una superficie en el exterior y una superficie sumergida de 1,50 metros cada una, «la barrera flotante más resistente del mundo», fabricada con caucho, poliéster y tela, está hecha para soportar cargas de 80 toneladas y para capturar pequeños trozos de plástico de hasta un milímetro de diámetro.

Votación
9 votos
Comentarios