Imagen:

Pedalear, el ejercicio redondo

Es el deporte más completo.  Los beneficios del ciclismo son innumerables. ¡Todo el cuerpo en movimiento! Pero antes de echarnos a la carretera debemos seguir una serie de recomendaciones de los expertos.

J. F.

Hay dos tipos de personas: uno, los que aprovechan la Vuelta ciclista para echar una cabezadita en el sofá; y dos, los que se vienen arriba, se motivan y cogen la bici. Cierto es que ambas opciones son más que saludables (y no son en absoluto incompatibles), pero, según los expertos, pedalear es uno de los ejercicios más completos que podemos realizar.

 Así lo reconoce el especialista en medicina deportiva del Policlínico HM de Matogrande (A Coruña) Miguel Santiago. «Andar en bici es un deporte fantástico. De pequeños nos cuesta aprender a pedalear, pero una vez lo hacemos ya nunca se nos olvida». Y añade: «Es un ejercicio completísimo, que mueve una masa muscular muy grande». Los beneficios de su práctica son enormes, y van desde la mejora de nuestra capacidad cardiorrespiratoria hasta la reducción de colesterol... «Y el equilibrio, y la coordinación, y nuestra capacidad cardiovascular y muscular... Está claro que quien mueve las piernas mueve el corazón».

Además, el doctor hace hincapié en que no hay que competir para practicar este deporte. «Hay muchas maneras de practicarlo, sobre todo en esta época que sacamos más la bici del garaje. No es necesario una exigencia alta, también podemos sacarla para dar un paseo. Hay muchas rutas y senderos para hacer cicloturismo y pasar una tarde al aire libre con la naturaleza». Por otra parte, recalca que es un deporte que todos podemos practicar, «y más ahora que hacen bicis con carga eléctrica que nos permiten superar cuestas y pendientes pronunciadas. En Galicia no hay tramo llano, así que estas innovaciones nos vienen fenomenal».

Pero no podemos olvidar que también existen ciertos riesgos. El principal es la necesidad de convivencia entre bicis y coches: «En muchos casos, practicar ciclismo es arriesgado -apunta el doctor-, porque lamentablemente no hay una cultura solidaria. Es evidente que en la carretera el riesgo para el coche no es el mismo que para el ciclista. Hay que tener más paciencia y esperar». Por otra parte, el doctor Santiago reclama a los poderes públicos «una mayor infraestructura y una mejora de la señalización». Lo que se traduce en espacios adaptados como los carriles bici.

Además, menciona la evidencia de la pegada de la climatología en Galicia: «Llueve. Esto no va a cambiar. Es normal que cuando el tiempo no acompaña nos dé cierta pereza coger la bici, pero no tiene por qué minarnos. Existen infinidad de prendas deportivas muy útiles», por lo que el hecho de que llueva no debe hacernos desistir de hacer deporte. Un chubasquero reflectante, junto a una buena iluminación en la propia bici, son requisitos imprescindibles.

Lo que también está claro es que últimamente hay una tendencia hacia los deportes extremos. Están de moda muchas pruebas exigentes. «Esto es muy americano -explica-. Hoy se realizan muchas pruebas que movilizan a un montón de gente, como los maratones, y debemos tener mucho ojo. Hay que tener siempre presente que uno hace el esfuerzo que el cuerpo puede, y no el que uno quiere». Y parte de la culpa recae en el funcionamiento de la sociedad actual. «Ya no vivimos como nuestros abuelos y abuelas, que se pasaban el día trabajando en el campo. Ahora hay una tendencia hacia el sedentarismo. Pasamos mucho tiempo sentados y de repente realizamos una prueba de esfuerzo. Necesitamos adecuar la carga poco a poco, porque si no el corazón nos puede dar un disgusto». Y por otro lado, «hay personas que se creen que aún tienen 20 años, y no es así. Es importante saber siempre nuestro nivel de condición física, y nunca generalizar, porque cada uno es diferente». Remarca que hay utensilios como pulsómetros que indican valores óptimos generales, pero «no funcionan a título individual. Porque tan normal puede ser el que va a 150 pulsaciones por minuto como el de 185». Depende de cada uno, y es recomendable realizar algún examen médico de vez en cuando.

Por último, el doctor Santiago resalta la importancia de un buen asesoramiento en un buen material: «Es evidente que las bicis de Contador y Froome no miden igual. Por algo será».

Vivimos muy a la americana, pasamos del sofá a correr un maratón. ¡Ojo! Debemos ir poco a poco

Votación
0 votos
Etiquetas
Ciclismo Alberto Contador A Coruña ciudad
Comentarios