Imagen:

¡Hay un perro en mi cama!

¿Tu mascota tiene un sitio reservado en tu cama? Cada vez más personas, sobre todo las que viven solas, reconocen los beneficios de dormir con su perro o su gato. Los veterinarios discrepan: algunos aseguran que no tiene por qué ser perjudicial y otros recuerdan que el animal tiene que tener su sitio. Algunos estudios afirman que puede ayudar a dormir mejor a quienes padecen trastornos del sueño.


El 14 por ciento de los dueños de perros duerme con ellos en la misma cama, un porcentaje que sube hasta el 33 por ciento en el caso de los gatos en España que, aún así, ostenta el dato más bajo del resto de países analizados en el estudio Las mascotas y el hogar. El trabajo ha sido realizado por Houzz (una plataforma de reformas en el hogar) y señala que en Estados Unidos duermen con sus perros el 41 por ciento de los encuestados.

 El estudio señala también que en España el 82 por ciento de los dueños de mascotas en son «más felices» gracias a ellas y el 76 por ciento ha creado algún rincón especial en el hogar para su perro o gato. Además, apunta que «en la mayoría» de las casas españolas los dueños ceden gran parte del control del hogar a sus mascotas y aún más, que el 11 por ciento de los gatos manda en casa, frente al 3 por ciento de los perros. Sin embargo, el 40 por ciento de los propietarios de gatos y el 30 por ciento de los de perros admite que el control del hogar es compartido.

Y parece que compartir dulces sueños con las mascotas puede tener efectos muy beneficiosos para la salud, al menos eso es lo que concluye otro estudio, esta vez de la Unidad del Sueño de la Clínica Mayo. Este asegura que quienes duermen con perros obtienen un mejor descanso porque se sienten más seguros y tranquilos que los que no lo hacen. Unos 150 pacientes de la citada unidad participaron en la encuesta y las conclusiores arrojaron que el 56% de los dueños de mascotas permitía a las mismas dormir con ellos, unos dentro del dormitorio y otros en la propia cama. Lo sorprendente es que el 41% aseguró que esto les daba sensación de tranquilidad y seguridad, y que les ayudaba a dormir.

Contacto, sin pasarse

Para Óscar Mosquera, adiestrador canino de Aulacan, en Arteixo, el problema no está en dormir o no dormir con el perro, porque «todo lo que sea contacto con el perro es bueno, aunque también necesita su espacio y no hay que pasarse porque si no crea mucha dependencia». Para este experto, cada vez hay más tendencia a ver a los perros como humanos y «un caballo tiene su lenguaje, un perro tiene el suyo y los humanos también tenemos el nuestro: aunque queramos tratarlos como personas es otro idioma». A veces no sabemos interpretar el lenguaje del perro y podemos llegar a potenciar conductas que no son adecuadas. «La gente coge un perro y piensa siempre que se educa solo y no es así». Mosquera incide también en otra realidad: cada vez hay más soledad y «muchas personas cogen al perro para estar ellos bien, no para darle una buena vida al perro, y le compran una correa de diamantes... Eso no está mal siempre que sepas como funciona el perro». En definitiva, el problema no viene de dormir en cama si no de que el animal necesita unas normas. «Es importante hacerlo bien desde el principio, porque se cometen muchos errores y luego la gente viene aquí cuando ya tiene un problema , cosa que yo, por supuesto, entiendo».

En resumen, si el animal está limpio, sano, desparasitado y con las vacunas al día y no rompe tu ritmo de sueño, el compartir cama con tu perro o gato es una opción personal que puede incluso llegar a ser beneficiosa.

Votación
19 votos
Etiquetas
Vacunación EE.UU. Arteixo
Comentarios