Lo último del running: ¡entrenar la mente!

Salir a correr no debería ser un momento de repaso de las tareas o problemas pendientes. Esta es, al menos, la receta que proponen dos entrenadores, que cuentan cómo hacer de cada salida una sesión doble: deportiva y de meditación. Y no se trata de dejar la mente en blanco, sino de redirigirla bien

.

En qué piensas cuándo corres? Si vas repasando las tareas pendientes, las conversaciones inacabadas o la lista de la compra, tu cabeza va por un lado y el cuerpo por otro. Una pena porque se puede tonificar la mente a la vez que los músculos gracias a un método que dos entrenadores personales describen en el libro Mindfulnees para runners. «Puedes meditar mientras haces ejercicio sin estamparte contra un árbol en tu recorrido. E, igual que para practicar running no necesitas ser un maratoniano, para practicar mindfulness no hace falta que seas un monje budista», cuentan Moi Gonzàlez y Montse Rodrigues, los autores de la citada obra, que aporta planes de entrenamiento para desconectar de la realidad mientras se corre y conectar con uno mismo. Incluso hay meditaciones para los días en los que se descansa del trote.

El libro propone un cambio en ocho semanas en los que se estructuran 56 sesiones de mindfulness y running para las que incluso se ha creado una lista de Spotify. El número de salidas no es casual: «Tomamos como referencia el estudio científico que realizó el equipo de psiquiatras y neurocientíficos liderado por la doctora Sara Lazar en el hospital General de Massachusetts. A través del análisis de imágenes por resonancia magnética, este estudio demostró cómo los individuos que practicaban 27 minutos al día de meditación durante ocho semanas experimentaban un incremento de la densidad de materia gris en el hipocampo (relacionado con el aprendizaje y la memoria) y una disminución de la materia gris en la amígdala cerebral (relacionada con la reducción del estrés)». Algo que según los defensores de estas terapias demuestran que el cerebro es tan elástico como el cuerpo y se puede entrenar.

La obra, que la editorial Cúpula acaba de sacar a la venta, también repasa las bondades del mindfulness, aunque sobre todo es un plan de entrenamiento que motiva a la hora de salir a correr, porque implica un ejercicio de relajación mental. Hay tres bloques para operar el cambio de mentalidad: del primero al número 12 son para tomar conciencia de las distintas partes del cuerpo mientras se corre; del 13 al 31 se agrupan bajo el título de Reconecta porque, como pasa en las meditaciones, se busca dirigir la atención a uno mismo y la última parte se llama Conciencia, porque pretende que se profundice en los pensamientos.

CON LA ROPA

Hay una parte titulada El arte de no hacer nada para las jornadas de descanso. «En principio hemos considerado que puedes salir a correr seis días a la semana y descansar uno», proponen, aunque se concede que sean más los días sin carreras. El plan se puede adaptar a las necesidades, siempre que se sea constante. De hecho, una de las recomendaciones pasa por guardar el libro con la ropa deportiva para releer antes de entrenar.

Libros Cúpula acaba de publicar un libro muy práctico (15,95 euros) que es obra de dos expertos «coaches»: Moi Gonzàlez y Montse Rodrigues. Ambos cuentan con una empresa (Mo i acció) que ofrece entrenamientos integrales para las personas que deseen cambiar su vida. Entre su clientela figuran deportistas de élite que han echado mano de procesos de transformación como el «mindfulness» o el invisible training. Aportan 56 sesiones para ocho semanas de entrenamiento. Y no hay que leerlo de un tirón, sino un capítulo cada vez que se sale a trotar.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios