Imagen:

Infinitas fronteras espaciales

A principios de agosto, tras varios años de desarrollo, fue publicado el juego más esperado del verano, «No Man?s Sky», un título que ofrece la posibilidad de explorar un enorme universo generado aleatoriamente (no hay dos iguales) y disfrutar de una espectacular aventura espacial en la que hay innumerables retos y desafíos y una misión muy especial: conseguir alcanzar el centro de la galaxia


E l verano nunca fue la mejor estación para los videojuegos. Los grandes lanzamientos, esos que ponen los dientes largos a los jugadores, suelen ser publicados en otras épocas del año. Pero algo está cambiando en la primera industria cultural (por importancia económica) del mundo. Y este mes de agosto ha visto la luz uno de los títulos más esperados de los últimos tiempos, el espectacular No man’s sky (www.no-mans-sky.com).

 Millones de personas esperaron durante mucho tiempo la llegada a las tiendas digitales y físicas de esta descomunal epopeya espacial desarrollada para PC y Playstation 4. Sus creadores les habían hecho grandes promesas. Iban a poder explorar, como los tripulantes de la legendaria nave Enterprise de Star Trek, las infinitas fronteras de un universo inmenso y desconocido, generado de forma aleatoria, en el que suceden muchas cosas. Y en el que cada jugador se va a encontrar una aventura diferente y un mismo reto: la supervivencia.

 No man’s Sky contiene millones de planetas. Y un montón de desafíos diferentes: descubrir nuevos mundos, darles nombre , bautizar fauna y florar alienígena, buscar recursos, reparar y mejorar las naves, luchar contra crueles enemigos, escapar de intrépidos cazarrecompensas, exterminar piratas, investigar naves estrelladas, ruinas de antiguas civilizaciones... Los primeros momentos son apabullantes. Pero después puede imponerse cierta desilusión. El juego permite hacer de todo. Pero sus mecanismos son algo básicos. Y tal vez repetitivos. Más allá de la libertad absoluta para moverse por donde el jugador quiera, hay un gran objetivo, llegar al centro de la galaxia. Es un reto formidable, que puede agotar la paciencia de muchos usuarios. Por su mecánica y por el estado en el que salió al mercado.

 

El lanzamiento de No man’s sky fue un acontecimiento de alcance mundial. Desató una fiebre que ya ha remitido. Y recibió malas notas de la crítica especializada. En la principal plataforma de videojuegos para PC del mundo, Steam, se han desplomado las cifras de jugadores. Han perdido a la mayor parte de su público. Y la razón principal hay que buscarla en los problemas técnicos que han acompañado a la muy inestable versión para ordenador publicada a principios de agosto.

 

El creador del videojuego, Sean Murray, se ha apresurado a salir al paso de estos datos y ha garantizado que No man’s sky va a recibir constantes actualizaciones que mejorarán la estabilidad, que incorporarán nuevas funciones y que deberían hacer que el corazón del juego, el descubrimiento de planetas, sea más atractivo. Tal vez entonces el juego pueda intentar alcanzar el nivel que esperaban los usuarios. Y convertirse en un gran título, capaz de permitir a los jugadores «explorar mundos desconocidos y alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar».

 

Votación
2 votos
Etiquetas
Android Playstation Star Trek Videojuegos PS4
Comentarios