Juegos míticos de los noventa

Grandes videojuegos del pasado pueden ser disfrutados hoy en día gracias a tiendas digitales que los venden a un precio asequible y adaptados a sistemas operativos modernos y pantallas actuales. Así se puede disfrutar de joyas que, como los buenos vinos, han envejecido bien.

.

23/10/2016 04:55 h

La nostalgia vende videojuegos. La generación que fue a EGB y es el principal sostén económico de la industria cultural se emociona con facilidad cuando se evocan mitos de juventud como aquellos microordenadores Spectrum que reinaron en los 80. Y recuerda con cariño títulos que le permitieron divertirse durante horas, pero que, vistos con perspectiva histórica, eran muy limitados, tanto en jugabilidad como en aspecto gráfico. Y no han soportado bien el paso del tiempo. No ocurre lo mismo con los juegos de los 90, la década en la que triunfaron las consolas de 16 bits (Super NES y Mega Drive) y aquellos grandes pecés con disquetera y CD ROM. Entonces, en la era del apogeo de la aventura gráfica, vieron la luz títulos legendarios, de aspecto gráfico resultón y jugabilidad casi exquisita, que han envejecido bien, muy bien, tan bien que aún son capaces de seducir a numerosos jugadores y han abierto una vía de negocio.

Hace unos años, la Red estaba llena de páginas de abandonware. Alojaban o enlazaban videojuegos antiguos supuestamente descatalogados. Más allá de cualquier debate legal, cualquier usuario que los descargara tenía que hacer unos cuantos ajustes y utilizar programas extra ?emuladores? para poder disfrutarlos en sus equipos. Y sin garantía de éxito.

El panorama ha cambiado gracias a tiendas digitales como Steam (www.steampowered.com), Gamersgate (www.gamersgate.com) y, sobre todo, GOG (www.gog.com). Esta web polaca es la plataforma de venta de juegos de los creadores de una de las mejores series de los últimos años, la rolera y literaria The Witcher. Allí puede adquirirse cualquiera de los títulos protagonizados por ese fascinante héroe mutante llamado Geralt de Rivia, un montón de novedades recientes y también centenares de referencias de éxito del siglo pasado.

El nombre completo de la tienda es casi un eslogan y resulta bastante elocuente: Good Old Games. ¿Cumple lo que promete? Pues sí. Con creces.

Los juegos han sido adaptados para funcionar con los actuales sistemas operativos y para poder ser disfrutados con pantallas de gran tamaño (aunque los gráficos son los originales, por lo tanto estarán pixelados). Tampoco hace falta instalar ningún programa a mayores ni realizar ninguna configuración complicada. Y no incluyen controvertidos sistemas de protección anticopia o gestión digital de derechos (DRM).

Con una tarjeta de crédito y/o una cuenta de Paypal cualquiera puede adquirir un juego en GOG. El catálogo es muy amplio. Incluye grandes sagas como los roleros Ultima o los primeros títulos de estrategia diseñados por Sid Meier (Civilization I, II y III, Colonization oAlpha Centauri). También permite disfrutar de algunos de los videojuegos que desarrolló el legendario estudio LucasArts.

George Lucas no solo creó La guerra de las galaxias y sus secuelas, también se ganó un hueco en la historia de los videojuegos con una compañía que creó en los años 90 un puñado de títulos memorables, que aún ofrecen hoy en día grandes satisfacciones al usuario, en varios géneros.

Si uno quiere ponerse a los mandos de un caza como el de Luke Skywalker o de uno del imperio, están simuladores como Star Wars: X-Wing o Star Wars: Tie Fighter. Hay decenas de juegos ambientados en el universo galáctico que ahora es propiedad de Disney. Los hay buenos, regulares y malos.

Si se pretende disfrutar de una gran aventura de Indiana Jones, comparable a las tres primeras películas dirigidas por Spielberg y producidas por el propio Lucas, emerge un nombre: The Fate of Atlantis, una fenomenal aventura gráfica que captura a la perfección la esencia de la franquicia cinematográfica (acción trepidante, grandes misterios, humor y personajes carismáticos) y que, a la vez, es un grandísimo juego. Otras aventuras que hicieron historia y pueden ser jugadas son las de otra serie mítica, Monkey Island.

Los precios de estos y de otros juegos históricos como el rolero Planescape Torment pueden fluctuar, pero casi nunca superan los 10 euros (Fate of Atlantis cuesta 5) y a lo largo del año hay varios períodos de suculentas rebajas. Es muy difícil no picar.

Votación
3 votos
Comentarios