Ni PC, ni portátil, ni consola

Mejor todo en uno. Un dispositivo que puedas llevarte a la calle, que tenga las funcionalidades de un ordenador y la potencia para soportar videojuegos de computadora. Se llama Smach Z y es una genialidad con sello «made in Spain».


Redacción / La Voz

Los encontré en una esquina del pabellón en el que se estaba celebrando la Madrid Gaming Experience, atendiendo a los que se acercaban a curiosear. Estaban presentando oficialmente su consola en la feria madrileña y todos querían probar su prototipo. «Le tengo ganas porque viajo mucho y cuando estoy fuera no puedo viciar al PC», comentaba uno de los que ya manoseaba el dispositivo en el stand. Es el perfil de usuario para el que ha nacido Smach Z. «La nuestra es una apuesta por los gamers de verdad que no se conforman con dispositivos híbridos», asegura Daniel Fernández, confundador de Smach Z. El proyecto comenzó hace dos años y medio, bautizado como Steamboy, un nombre provisional con el que querían indicar que unían portabilidad con juegos de Steam (plataforma de la compañía Valve). Pero se podrá configurar para cualquier juego de PC de cualquier desarrolladora. Su pantalla es táctil, de seis pulgadas y con resolución Full HD. Una de sus principales bazas es una potencia gráfica sobresaliente. Superior, por ejemplo, a la de la Playstation 3. Además, su procesador se puede actualizar y mejorar simplemente cambiando una placa. Es la tecnología clickarm: «Cada año o cada dos años podremos ir sacando nuevas versiones del procesador, según salgan al mercado, y lo haremos compatible con nuestra consola, para que cualquier usuario pueda ampliarla», explica Antonio de la Torre, otro de los fundadores de Smach Z. Aunque esté orientada a ofrecer la mejor experiencia posible con videojuegos de última generación, lo cierto es que Smach Z es un PC. Y como tal, permite lo mismo que un ordenador: instalar programas, ver películas o navegar por Internet. «Podrías incluso conectarla a la tele y usarla como una consola de sobremesa. Conectarle mandos, ratones o teclados, tanto por bluetooth como por USB», aclara Daniel.

Micromecenazgo

Smach Z es la primera portátil completamente española. Mallorquina y valenciana, para ser exactos. El diseño de la consola, el diseño del hardware y su ensamblaje se hacen en nuestro país. Sólo algunos componentes se traen de fuera. Les gusta aclararlo porque en los últimos tiempos se han destapado fraudes en este sector, como el de Zetta, el supuesto móvil extremeño que en realidad era chino. Para los creadores de Smach Z la fiabilidad es fundamental, ya que se han financiado a través de crowdfunding (micromecenazgo). Su campaña en Kickstarter se cerró la semana pasada superando los objetivos de financiación. Recaudaron 474.00 euros. La consola estará en el mercado a finales del 2017 o principios del 2018 y tendrá un precio de 299 euros en su versión estándar o 499 en su versión pro.

 

Votación
17 votos
Etiquetas
Videojuegos
Comentarios