Imagen:

Cuarenta años calzando a los naroneses

Tras una vida dedicada al sector, Carlos Lois se jubila en junio cerrando una tienda emblemática de A Gándara


Narón

«Cuando abrimos la tienda donde estuvo al principio, en la calle Concepción Arenal, era la principal de la zona, ahora cualquier otra calle de A Gándara es mucho mejor. Esto ha pasado de no ser nada a ser un pueblo por sí mismo», recuerda el zapatero Carlos Lois (As Somozas, 1952). Desde el escaparate de su tienda, Calzados Lois, ha formado parte del despegar y desarrollo de uno de los barrios que más ha crecido de Narón convirtiéndose en el segundo con más población y la zapatería es un local emblemático del municipio. Muchos vecinos y clientes lamentan el próximo cierre de la tienda por su jubilación tras dedicarse cuarenta años a calzar a los naroneses. «Me gustaría, por lo menos, disfrutar de la familia y los nietos, y si se tercia, poder coger vacaciones y hacer algún viaje», comenta.

Su vocación por el sector viene de familia. «Aprendí el oficio como zapatero de banquilla con un tío mío», explica. Tras lo que decidió abrir la tienda con su mujer Josefa Prieto en el año 1977. Un negocio que ha conseguido no solo mantenerse capeando las diversas crisis económicas sino prosperar durante cuatro decenios creando cuatro puestos de trabajo. «Ha ido cambiando mucho lo que demanda la gente, pero yo siempre me he dedicado al calzado clásico y de calidad», destaca. Para ello apuesta principalmente por los complementos fabricados en España y una multinacional francesa para garantizar la calidad de los productos que vende. «La juventud lo tiene muy negro porque hoy en día se ponen de todo en los pies y pasa factura», lamenta.

Pero no solo ha cambiado el sector, también el barrio por el que apostó para abrir su negocio y para vivir. «Cambiamos de local y de calle, a la carretera de A Gándara, al ser expropiados cuando abrieron el ramal hacia la autopista», recuerda. El estallido de superficies comerciales como Odeón, el desarrollo de servicios ciudadanos y el bum urbanístico y poblacional son otros de los cambios del entorno de los que ha sido testigo la tienda y a los que se ha adaptado.

«Se os va a echar de menos»

In situ y a través de las redes sociales clientes y amigos ya están trasladado su cariño y su pesar con mensajes como «cuánto se os va a echar de menos». Hasta que cuelgue el cartel de «cerrado» a finales de junio ofrece descuentos y promociones para incentivar las ventas. Y ya hay previsto un futuro proyecto con otro dueño para reabrir el local sin perder su esencia también dedicado al sector del calzado.

Votación
5 votos
Etiquetas
Narón As Somozas Ferrol ciudad
Comentarios