El valle de Lemos, escenario del Geolodía

La comarca es uno de los lugares donde se celebrará una jornada divulgativa del patrimonio geológico de ámbito estatal


monforte / la voz

El valle de Lemos es uno de los territorios elegidos para celebrar este año el Geolodía, una jornada de divulgación del patrimonio geológico que se desarrolla de forma simultánea en todas las provincias españolas desde el 2011. El fin de esta iniciativa, promovida por la Sociedad Geológica de España, es popularizar los parajes de mayor interés desde el punto de vista de las ciencias de la Tierra y resaltar su valor como recurso educativo y turístico. Consiste en una amplia serie de recorridos guiados por geólogos -uno por provincia- en los que pueden participar todas las personas interesadas. La sierra de O Courel fue una de las zonas donde se llevó a cabo la edición del 2015.

En el caso del valle de Lemos, la ruta correrá a cargo de Eduardo González Clavijo, profesor de geología de la Universidad de Salamanca, que en tiempos recientes organizó algunas excursiones didácticas para los institutos de Monforte. El recorrido será en autobús y se llevará a cabo el 7 de mayo por la mañana y durante parte de la tarde, con una parada para comer. La inscripción es gratuita -con un límite de cincuenta plazas- y puede efectuarse en el correo geolodialugo2017@gmail.com.

 

Elección de parajes

Los parajes por los que discurren estos itinerarios se eligen en función de las posibilidades que ofrecen para explicar de una forma sencilla y accesible la historia geológica del territorio. Según explica Eduardo González, la ruta aún no está totalmente definida, pero sí se han decidido algunos de los lugares por los que pasará. Uno de ellos es el monte de San Vicente, desde el que se divisa una amplia perspectiva de la cuenca sedimentaria de Monforte, originada en la Era Terciaria. Otro es el mirador de Pena do Castelo, en Sober, que permite contemplar el cañón del Sil, resultado de un larguísimo proceso geológico que se inició en el período Cretácico. En sus márgenes afloran formaciones rocosas de muy diversos tipos, como los granitos, las granodioritas, las cuarcitas y los esquistos.

Rastros de un lago y del viejo cauce del Cabe

Un singular aspecto de la depresión monfortina, según indica Eduardo González, consiste en que durante la Era Terciaria -hace entre treinta y cuarenta millones de años- estuvo cubierta por un lago. Mucho tiempo después, hace unos veinte millones de años, el lago fue drenado por la formación de un río que seguía aproximadamente el curso actual del Cabe, dejando como testimonio grandes depósitos de arcillas.

Para explicar este proceso, en el recorrido del 7 de mayo se efectuarán probablemente dos paradas en diferentes lugares. Uno de ellos sería la parroquia soberina de Canaval, donde el Cabe deja atrás los depósitos sedimentarios de la depresión monfortina y se interna en una zona de rocas graníticas en dirección al valle del Sil. Otra parada sería en el entorno del casco urbano de Monforte para observar las terrazas fluviales que marcan el rastro del antiguo cauce del Cabe.

Eduardo González señala que otro elemento geológico de especial interés son los afloramientos de cuarcitas que aparecen en varios puntos del valle. Uno de los más visibles es el anticlinal de Pena Gaiteira, en la parroquia monfortina de Santa María da Parte. Pero el paraje no es accesible para autobuses grandes, por lo que la visita a este lugar será sustituida seguramente por otra a unos afloramientos rocosos que pueden verse en las faldas del monte Marroxo.

Votación
1 votos
Etiquetas
Tierra Geología Serra de O Courel Canón do Sil Monforte de Lemos Sober
Comentarios