Así funcionará la primera electrolinera

La recarga de los diferentes modelos de baterías de coches eléctricos o híbridos costarán cinco euros, más IVA

.

lugo / la voz

La primera electrolinera de Lugo (están operativos otros cuatro puntos de carga de vehículos eléctricos o híbridos, pero ninguno en una gasolinera), empezará a funcionar en el mes de octubre, en Piúgos. La pondrá en marcha el lucense Indalecio Fernández López, en colaboración con empresarios de Avión emigrados en México. Lo plantean como un servicio para fidelizar clientes y como una inversión de futuro, dado que son conscientes de que la venta de vehículos evolucionará hacia los modelos que menos contaminen. Irá en una estación de servicio de 4.000 metros cuadrados.

puntos de carga

Tendrá dos. El tiempo estimado de carga depende del modelo de coche. Sería entre seis y ocho horas y no llevaría la carga completa. La efectiva, según el empresario serían doce horas. Por esta razón muchos propietarios de coches -en Lugo hay sobre medio millar de híbridos en carretera- tienen adaptadores en sus domicilios, lo que es más complicado en un garaje comunitario. El empresario es consciente de que el tiempo de carga es un inconveniente. En su caso se plantea la inversión que tendrá que realizar como un servicio a su clientela para fidelizarla, no por su rentabilidad. En el mercado hay varios tipos: carga normal, semirrápida y ultrarrápida, que recibirán subvenciones de diferente cuantía por parte del Ministerio de Economía, según se trate de un tipo o del otro. Contempla más ayudas para las ultrarrápidas.

baterías

Posibilidades de intercambiarlas. El empresario que montará la primera electrolinera está valorando la posibilidad de evitar las prolongadas esperas -no es el tiempo de un café como en los casos en los que se surte gasolina o gasoil- mediante intercambio de baterías. Ya lo están haciendo en otros lugares, como Barcelona. El cliente llegaría con su coche y en la gasolinera le cambiarían la que lleva por una cargada. Existe un importante inconveniente en este sentido, que cada modelo de vehículo lleva otro diferente de batería, tanto en tamaño como en función de la potencia. Una gasolinera no podrá disponer de una de recambio para cada tipo de coche. Fernández López planteó la posibilidad de adaptarse en este sentido al cliente concreto, mediante un compromiso de recarga. Al igual que ocurrió en su momento, el sector de la automoción está planteándose la posibilidad de homologar el modelo. 

el precio

Cinco euros, tanto recarga como intercambio. Hasta que empiece a funcionar la gasolinera de Piúgos no se sabrá el precio exacto de la recarga. En electrolineras que funcionan en otros puntos de España están cobrando cinco euros más IVA. También por el intercambio. Los puntos de recarga solamente servirán para los coches eléctricos -de momento su venta es muy limitada- y para los híbridos de gasolina, que utilizan la electricidad cuando van a velocidades inferiores a los 60 kilómetros por hora y el motor de explosión en carretera.

 energía solar

En una segunda fase, una solinera. En el proyecto que empezará a desarrollarse a partir del lunes próximo en Piúgos, está contemplada una solinera, un nuevo concepto, que supone la instalación de placas solares en la propia estación de servicio para generar energía para las recargas de los vehículos. Por el momento no la instalarán. El empresario tiene previsto viajar a Huesca, donde está funcionando ya una instalación de este tipo, para comprobar si su funcionamiento se podría adaptar a Lugo y a sus horas de sol.

Votación
5 votos
Comentarios