Argentina: Compre en Navidad, pague en el 2018

El Gobierno argentino lanza un plan de compra en 18 cuotas para incentivar las ventas. Amplía el programa Ahora 12, del kirchnerismo, para activar el consumo interno


El Gobierno argentino lanzó esta semana un programa especial para la compra de productos nacionales con tarjetas de crédito en 18 cuotas fijas sin intereses. A un año de su victoria electoral y buscando reactivar el alicaído mercado interno de cara a la campaña de Navidad y el verano austral, con pronóstico preocupante, la Administración de Mauricio Macri lanzó el Ahora 18, que alcanza a los electrodomésticos, ordenadores, ropa, calzado, materiales para la construcción, muebles, motocicletas, repuestos para automóviles, bicicletas, paquetes de turismo, colchones, libros, gafas, artículos de papelería y telefonía móvil 4G fabricados en el territorio argentino.

Las compras de estos productos que se realicen de jueves a domingo en los cerca de 80.000 locales adheridos en todo el país desde el próximo 1 de diciembre y hasta el 31 de marzo del 2017 podrán beneficiarse de esta modalidad de pago diferido en cuotas fijas y sin recargos. Es un aliciente y un descanso para las finanzas de los argentinos, tocadas por la pérdida de poder adquisitivo efecto de la inflación cercana a un 40 % registrada este año y la subida en menor proporción de sus salarios.

Se trata de impulso para hacer que gire la rueda de la economía. La medida prorroga y amplía el Programa de Fomento al Consumo y a la Producción de Bienes y Servicios Ahora 12, creado por el kirchnerismo en septiembre del 2014 y que ha dado buenos resultados. Según la disposición publicada en el Boletín Oficial el miércoles, es una herramienta que «se ha mostrado eficaz para fortalecer el mercado interno, ampliar el acceso a bienes y servicios, dinamizar el consumo, incrementar y sostener los niveles de demanda, estimular las inversiones y la producción local, y consolidar la creación de más y mejor empleo». A partir de ahora, los compradores podrán optar por las 12 o las 18 cuotas en sus adquisiciones de hasta 50.000 pesos argentinos (unos 3.000 euros).

El anuncio lo hizo a comienzo de semana el ministro de Producción, Francisco Cabrera, ante unos 500 empresarios reunidos en la edición número 22 del encuentro de la Conferencia Industrial Argentina que lo recibieron de buen grado. «Para tener una industria nacional fuerte, Argentina tiene que tener un mercado interno fuerte», sostuvo. Y sale a la luz tras unas duras negociaciones con los bancos dueños de las tarjetas de crédito, en pie de guerra por la denuncia de monopolio que pesa sobre Prisma -operadora de Visa en Argentina- y la tramitación el Parlamento de varias iniciativas para reformar la Ley de Tarjetas.

Diputados dio esta misma semana media sanción a un texto que propone una rebaja gradual de los porcentajes que pagan los comercios a las tarjetas por las compras que se realicen con este sistema en sus tiendas. Así, el 3 % que rige actualmente para los pagos con este soporte de crédito bajaría a un 2 % en el 2019 y del 1,5 % vigente para las compras con débito llegaría a un 1 % en tres años. Estas cifras y los plazos están aún lejos de las demandas de las cámaras empresariales y presagian un futuro inmediato cada vez más bronco. La Cámara Argentina de Comercio (CAC) acaba de presentar una denuncia contra los bancos dueños de VISA argentina por «abuso de posición dominante» con el control del 80 % del mercado que se suma a la que de oficio inició la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) denunció estos días que «en el último año los comercios transfirieron a los bancos 14.563 millones de pesos en comisiones» y «perdieron 35.000 millones de pesos en ventas en los primeros siete meses de 2016».

Votación
1 votos
Etiquetas