Censurando la delgadez extrema

Retiran por irresponsable un anuncio de Yves Saint Laurent de la edición británica de la revista «Elle»


Redacción

En el Reino Unido no se andan con tonterías. Allí, marcas y publicistas deben adaptarse a un estricto y extenso código ético, redactado por la Advertising Standards Authority (ASA), para evitar anuncios ofensivos e irresponsables. Los principales deberes de este organismo regulador son velar por su riguroso cumplimiento, escrutando campaña a campaña al milímetro. La última firma en recibir un rapapolvos de la ASA ha sido Yves Saint Laurent. Uno de sus anuncios, encajado en la edición británica de la revista Elle, ha sido censurado. Las razones: la extrema delgadez de su modelo.

En la imagen, una mujer aparece tumbada en el suelo con las manos en la cabeza y los ojos cerrados, enfundada en un vestido corto de pronunciado escote. Bajo la ropa, la piel perfila de manera exagerada sus costillas y sus piernas asoman como dos palos, larguísimos y delgadísimos. El aspecto «insalubre» de la modelo y su escualidez extrema activaron las alarmas del organismo, que exigió la retirada inmediata de las fotografías al considerar «irresponsable» el anuncio.

En concreto, la Advertising Standards Authority entiende que la pose de la protagonista de la campaña y la iluminación dibujan un particular efecto en el pecho de la mujer, donde la caja torácica aparece de manera prominente. Añade que sus muslos, rodillas y el resto de piena muestra un ancho similar, particularmente delgado, contrastando con sus zapatos de plataforma. Determina así que la campaña viola la regla de publicidad responsable y que, por tanto, no debe aparecer de nuevo en su formato actual.

En cuanto a la reacciones, la ASA ha informado de que Yves Saint Laurent se mostró en desacuerdo con su opinión. La revista, por su parte, no se ha pronunciado al respecto.

No es la primera vez que esta firma recibe un toque de atención por la imagen desnutrida de sus modelos. El año pasado, una campaña de Change.org solicitó que la marca dejase de usar a mujeres «extremadamente delgadas» en sus anuncios.

El caso reabre una vez más el debate sobre las imágenes publicitarias inadecuadas. El último anuncio en sufrir el azote de la ASA fue la campaña de Miu Miu protagonizada por Mia Goth. El organismo no dudó en censurar una instantánea que, consideraba, podía entenderse como una niña en una posición sexualmente sugerente. La modelo que aparecía en la publicidad tenía 22 años.

En este caso, la agencia estimó que el aspecto joven de la modelo, su ropa de talla grande y la escasez de maquillaje invitan a la confusión y la hacen parecer menor de 16 años. Añade que se muestra «recostada en una cama, mirando directamente a cámara a través de una puerta, lo que le confiere un aire de vulnerabilidad y a la imagen un tono vouyerístico». «Creemos que su apariencia infantil, junto a la pose y el contexto, podría dar la impresión de que se está mostrando a una niña con fines sexuales. Por eso la consideramos irresponsable y causa de ofensa grave», dictaminó.

Votación
7 votos
Etiquetas
Moda
Comentarios