Gritos en las redes sociales


30/12/2016 09:13 h

Gritamos en las redes cada vez que circula, luctuosa, la noticia de que la muerte se ha llevado a alguien que fue capaz de tocarnos la fibra sensible a una o varias generaciones. Y más allá del pelotón de estúpidos que siempre aprovechan cualquier oportunidad para vomitar odio e insensibilidad, el resto solemos pasarnos de frenada, demostrando, una vez más, que la discrepancia civilizada y las capas de gris no tienen nada que hacer ante los pelotones virtuales de fusilamiento y ensalzamiento.

Levantamos altares y rendimos tributo a las majestades caídas como si no hubiera un mañana. Idolatramos, pero nos olvidamos de la persona que había más allá del mito. El mejor ejemplo lo tuvimos esta semana: lloramos por Leia, desterramos a Carrie al olvido. Y obviamos que nuestro sentido adiós comparte espacio en redes con las chorradas y maldades que hace un año, cuando ella dio dignidad a la resurrección de Star Wars, se escribieron sobre su cuerpo de mujer madura.

Ella, que conoció el cielo de Hollywood, pero que también ardió en los infiernos de la meca del cine y de la fama, fue devorada por el personaje que la hizo inmortal. Cuando se estrene el episodio VIII de Star Wars, volveremos a ver, en las pantallas, a Leia. Y diremos un nuevo adiós a Carrie. Ojalá que la fuerza siempre la acompañe.

Votación
7 votos