Acusan a una pareja de sustraer 11.800 euros a una mujer discapacitada a quien se ofrecieron a cuidar

La fiscalía sostiene que retiraban el dinero de una cuenta sin ser la víctima consciente


ourense / la voz

Entre mayo y julio del 2015 se redujo en 11.800 euros el saldo de la cuenta que tenían una mujer afectada de un «importante deterioro cognitivo y físico, a pesar de haber sido incapacitada» y su hija. La fiscalía acusa de estafa a la pareja que se hizo cargo del cuidado de la mujer ante la imposibilidad material que la hija tenía para poder atenderla. Les atribuye haberse apropiado de esa cantidad de dinero, abusando de la confianza que habían depositado en ella.

La mecánica para la comisión del presunto delito arrancó con la apertura de una cuenta corriente en una sucursal bancaria de la avenida de Santiago, en Ourense. En la cuenta, a nombre de la víctima, domiciliaron los acusados la pensión y efectuaron distintos movimientos, siempre con la presencia física de la titular en la oficina bancaria, aunque, como subraya el fiscal en su escrito de acusación, en realidad «no era consciente de las operaciones que se estaban realizando».

Desde mayo del 2015

Los dos acusados, que actuaban de mutuo acuerdo, según la impresión de la fiscalía, empezaron con sus maniobras tan pronto como se hicieron cargo de la mujer y «nada más asumir tal función» en el mes de mayo del 2015.

La primera maniobra que el ministerio público atribuye a los acusados, F. M. N. y J. R. A., de 52 y 49 años, consistió en un traspaso de 10.000 euros desde una cuenta cuya titularidad compartían madre e hija. El movimiento lo ordenó sobre el papel la madre, sin tener conocimiento cabal del alcance de su decisión. Con posterioridad, ya con fondos en la nueva cuenta y con los ingresos de la pensión, entre los meses de junio y julio se hicieron diferentes disposiciones de efectivos hasta sumar un total de 11.800 la cantidades «de las que se apropiaron para beneficio propio los acusados».

Dos años de prisión

Los hechos, según la valoración jurídica que hace el ministerio fiscal, son constitutivos de un delito de estafa, sin que concurran atenuantes ni otras circunstancias modificativas.

La petición de condena para los dos imputados en este asunto es de dos años de prisión para cada uno de ellos, aparte de la reclamación de 11.800 euros como indemnización a favor de la perjudicada. La propuesta de condena incluye, además, las costas del procedimiento.

Votación
0 votos
Comentarios