Imagen:

El enésimo embrollo ferroviario

El gasto previsto del trazado provisional reabre el debate sobre la variante del AVE


ourense / la voz

No hay movimiento relacionado con la integración de la alta velocidad en Ourense que no genere controversia. El anuncio realizado por ADIF sobre el inicio de los trámites para la adecuación de la vía ferroviaria actual entre Taboadela y Ourense a la alta velocidad no ha sido una excepción. El primer interrogante del enésimo embrollo ferroviario en Ourense tiene que ver con el dinero que destinará el Gobierno a esta actuación. De acuerdo con lo que se publica en el Diario Oficial de la Unión Europea esa cantidad rondará los 34 millones de euros. Sin embargo, ADIF emitió un comunicado el martes en el que elevaba esa cifra de adecuación de la línea a 103 millones de euros, aunque sin concretar más partidas que las registradas en el documento oficial -28 millones de euros para la implantación del ancho estándar y 6 millones para un cambiador-. La inversión restante anunciada es, a día de hoy, una incógnita.

 

El diputado por Ourense del Partido Popular, Celso Delgado, reconocía que desconocía a qué irán destinados esos 69 millones de euros, pero destacaba que se trataba de un compromiso firme. «Esto demuestra que no se trata de un tema parado y que se cumple lo que dijo el ministro».

El segundo motivo de fricción está en el debate sobre si esta fuerte inversión de Fomento supone que se liquida la variante exterior. Celso Delgado es tajante: «Ha sido ratificada por el ministro en infinidad de ocasiones y estoy convencido de que se va a hacer». El PSOE no lo tiene tan claro. Su portavoz provincial, Francisco Fraga, entiende que este movimiento «desminte a palabrería do PP sobre a variante». Además, alerta de que Fomento reconoció por escrito que «desligan a execución da nova variante do AVE dos prazos e inversións recoñecidos».

Las expropiaciones definitivas se llevan solo 157 metros

La publicación en el «Boletín Oficial del Estado» del anuncio del Ministerio de Fomento de declarar la necesidad de la ocupación para el proyecto de implantación del ancho estándar en el trayecto Taboadela-Ourense permitió comprobar que la expropiación definitiva de terrenos para esta adaptación es muy limitada. Tan solo afecta a un total de 157 metros cuadrados -22 en el municipio de San Cibrao y 135 en el de Ourense-. El resto de anuncios de expropiaciones se refiere a ocupaciones temporales o servidumbres de paso. Los propietarios de los bienes afectados tienen quince días para subsanar posibles errores u oponerse a la necesidad de ocupación.

Votación
0 votos
Etiquetas
Ourense ciudad Taboadela AVE Ferrocarril ADIF Ministerio de Fomento Celso Delgado Alta Velocidad Unión Europea PSOE PP
Comentarios