Aplazado un juicio por ahogar cinco gatos debido a la ausencia de la mujer citada como testigo

La fiscalía atribuye al acusado un delito de maltrato animal y pide catorce meses de prisión

ourense / la voz

La ausencia de una mujer, que en un procedimiento penal aparece como testigo único de un hecho presuntamente delictivo, hizo que ayer se aplazara la vista oral de un caso por un delito de maltrato animal. El acusado es un hombre de 58 años, a quien el ministerio público atribuye haber ahogado cinco cachorros de gato.

Los hechos, de acuerdo con la versión que ofrece la fiscalía en su escrito de acusación, ocurrieron sobre las ocho menos diez de la tarde del día 9 de julio del 2015. Injustificadamente, los introdujo vivos en un cubo negro y los ahogó. Posteriormente, según esa misma relación de hechos, que el implicado niega, los ocultó en un bajo de su propiedad en el municipio de Ribadavia. Colocó encima otras cajas y cubos para dificultar el hallazgo.

Los hechos son, para la fiscalía, constitutivos de un delito de maltrato animal. Solicita una condena de catorce meses de prisión y tres años de inhabilitación para la tenencia de animales y para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con animales.

Votación
1 votos
Etiquetas
Ribadavia Maltrato animal
Comentarios