Fin a las vacaciones en la Tercera con más color ourensano

Los dos ascensos desde Preferente forjan un hito histórico con cuatro equipos

.

A principios de los años 80 el fútbol gallego modificó sus estructuras y la Tercera División comenzaba a ser una especie de techo en el que incluso se habían visto atrapados conjuntos llamados a empresas mayores como el propio Club Deportivo Ourense, con el que coincidieron entonces el Arenteiro, el Verín o el Barco en las campañas siguientes. Llegó más tarde el turno del filial ourensanista, cuando el primer equipo tiró hacia arriba y aparecieron el entonces Ponte, de nuevo el Verín y, más tarde el Barbadás.

Pero será el curso 2017/18 el que marque un nuevo tope en este grupo gallego que hace de lanzadera hacia la Segunda B. El citado Barbadás se ha establecido con el que será su sexto año consecutivo en la categoría, el Barco aborda su tercer reto tras más de dos décadas de ausencia y otros dos recién ascendidos celebran sonados retornos. El Ourense CF recoge una herencia pontina que abandonó la plaza nacional en 2004, mientras que los carballiñeses no cataban la Tercera División 1994.

Todos ellos, retoman la actividad esta semana, con entrenadores jóvenes, pero avezados en las lides de la competición autonómica. El mercado se ha convertido en una vereda demasiado angosta para tantos conjuntos y los futbolistas que han llegado de fuera de la provincia son legión, pero la identidad del fútbol ourensano quiere manifestarse viva en todos los casos.

En Os Carrís, la directiva azulona tendió un puente para el estreno como técnico de Moisés Pereiro, aquel ourensano al que las lesiones traicionaron en la Masía y que se retiró como azulón. Con el apoyo de un preparador contrastado como Roberto Abad, al fino centrocampista no le han dolido prendas en abordar una reconstrucción que tendrá su dificultad, tras la marcha de hombres importantes y la llegada de otros sin experiencia en Galicia.

Entre los recién llegados destacan el portero luso Rui Santos (Ponte da Barca), los zagueros Toni (Mar Menor) y Calzado (Torrevieja), mientras que repescan al expabellonista Martín Torres, que jugaba en el Mosconia asturiano en una medular en la que llegan Yves, desde el Glacis de Gibraltar, Titi Sanz (Algar) o Hélder Pinto (Ponte da Barca). Un atacante de banda como Ilyes Banghough (Pinatar) o Cabanyes (Illescas) deben ser referentes en vanguardia y las apuestas por la juventud son para los pabellonistas Rivero y Álex Villar, para Naym (Maside) o para un Marcos Nóvoa que ya captó algún minuto como juvenil en el pasado curso.

También son notables las novedades en O Barco, donde Javi Rey sigue ostentando la batuta. Algunas tan llamativas como el retorno de Mitogo, que viene de Unionistas de Salamanca con el defensor Sito Cruz. También aterriza con vitola de gran goleador Iván Argos (Siete Villas), mientras que el ourensano Isi (Somozas) o Raly Cabral (Zamora) deben ser desequilibrantes en ataque. A Cassio Goes ya se le vieron buenas maneras en el Barbadás y al meta Sergio Cabanelas solo lo han frenado sus problemas con las lesiones, aunque en el Escairón comenzó a recuperar sensaciones y en Calabagueiros debe dar otro paso hacia adelante. El defensa Chino (Santa Brígida) y el centrocampista Ñiles (Mar Menor) parecen apuestas más arriesgadas y también se espera una buena proyección de Edu Otero (Val Miñor juvenil).

Entre los recién ascendidos, el Ourense CF es el que ha modificado en mayor medida su plantel, también teniendo en cuenta bajas sensibles. Como sucede en los equipos ya mencionados, ha buscado gol fuera de las fronteras gallegas, confiando en Javi Amor (Atlético Astorga). Fran Justo también contará con Renan (Silva) y Kike (Nogueira), otorgando el protagonismo creativo en los últimos metros a Fondevila, un exjugador del Alondras con experiencia en Segunda B. El joven Diego Pérez (Areosa Juvenil) acompañará a Michi en portería, mientras que llegan Geno (Barbadás), Senén (UD Ourense), Paulo Andrade (Silva), Dani Arbo (Arenteiro), Marrero (Santa Brígida) y Pedro Martínez (Porriño). Adrián Presas, Albertito y Gavilanes parecen los más destacados entre los canteranos que se suman a la pretemporada.

Por lo que respecta al Arenteiro, Manel Vázquez es el que más mimbres conserva del bloque del pasado año y también el que se ha ceñido más al mercado local, al menos hasta la fecha. Con pasado en el Barco se suman a otros ya conocidos como Arce y Carlos de Dios los centrocampistas Borja y Adil, así como el meta Marcos Macía, que desempolva los guantes tras unos meses de parón. Del Estudiantil proceden Brais Vidal y el delantero dezano Iker Hurtado. En Barbadás también pescaron al luso Igor Sevivas, un sub 23 que aún puede terminar por explotar en tierras carballiñesas.

El Ourense CF será el primero en volver al trabajo

Esta tarde se visten de corto los jugadores del Ourense CF, que presentarán su nueva imagen en O Couto, donde están citados a las 19.45 horas. Será una simple puesta en escena a la que seguirá la primera sesión de trabajo en Velle, a donde se desplazará el plantel poco después.

Mañana llegará el turno de los otros tres equipos ourensanos. El Centro de Deportes Barco citó a sus aficionados en Calabagueiros a las 20.30 horas. Al mismo tiempo se pondrá en acción el Club Deportivo Arenteiro en su histórico retorno a la categoría. Los de Manel Vázquez lucirán palmito en Espiñedo, poco antes de que se inicie el nuevo proyecto de Moisés Pereiro en Os Carrís, a las 21.00 horas, donde el Barbadás también pondrá sobre el terreno a su nueva plantilla. Espera una dura pretemporada.

Votación
1 votos
Comentarios