Fina Casal, vecina de César Boente: «Me daría la vida el elevador, pero ya ni nos lo planteamos»

$tituloImg.$pieImg

pontevedra / la voz 18/03/2017 05:00 h

Fina Casal lleva medio siglo viviendo en la calle César Boente, en un edificio en el que ahora mismo se está haciendo una obra de enjundia: «Estamos a vueltas con el tejado, hija mía... en los edificios viejos siempre hay que hacer obras», indica. Reside ella en el segundo piso. No tiene ascensor. Ni espera tenerlo en un futuro a corto plazo: «Me daría la vida el elevador, pero ya ni nos lo planteamos. Ahora mismo ya tenemos una obra encima y no creo que nadie pueda asumir más. Yo por lo menos no puedo», indica.

Fina, que tiene 74 años, cuenta sus vicisitudes con las escaleras que tiene que subir y bajar a diario: «Lo paso bastante mal para bajar y subir porque tengo problemas de huesos, padezco bastante de osteoporosis y la verdad es que me cuesta... no puedo decir que tengo una enfermedad, pero sí achaques. Estaba bastante bien hasta que, precisamente, me caí por las escaleras del edificio y quedé fastidiada».

La mujer cuenta que lleva 50 años en el inmueble, y que tener un ascensor es lo que más echa de menos. Lo mejor, dice, «los vecinos de toda la vida».

Votación
0 votos
Comentarios